El Gobierno de Francia rechaza los pronombres ‘inclusivos’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Coherencia de los franceses y lección para España: Miembros del Gobierno de Macron y autoridades lingüísticas se pronuncian contra la introducción de un pronombre no-binario 

Múltiples reacciones en contra

Este último amago por parte de los activistas de género de deformar y manipular el lenguaje para promover la ideología de género ha provocado las protestas del diputado François Jolivet a l’Academie Française, guardiana oficial del lenguaje. Jolivet pertenece al gabinete del presidente Emmanuel Macron, mientras que l’Académie regula oficialmente la lengua francesa y sus decretos se aplican a todas las comunicaciones públicas, incluyendo a locutores y periodistas. «Este tipo de iniciativa termina por ensuciar el lenguaje y dividir a sus usuarios en vez de unirlos» afirmó François Jolivet.

A pesar de que la academia aún no ha respondido se recuerda una publicación suya de 2017, advirtiendo contra el lenguaje inclusivo, alegando que era «una lengua desunida, dispar en su expresión, que crea una confusión rayana en la ilegibilidad».
Jean-Michel Blanquer, el ministro de Educación, apoyó a Jolivet con un tuit expresando que la palabra «iel» y otros inventos inclusivos «no forman parte del futuro de la lengua francesa».
Otros expertos, incluyendo a lexicógrafos rivales, argumentaron que el pronombre ignora el hecho de que el género gramatical forma parte de la estructura del francés, al igual que las demás lenguas románicas que emergieron del latín.
También el editor del diccionario LarousseBernard Cerquiglini, razonó que el nuevo término era inútil: «En francés, el masculino cubre también el genérico. Funciona así desde los tiempos del vulgar latín», contó al periódico Le Figaro, refiriéndose a la primacía gramatical del masculino sobre el femenino.
En 2017, el primer ministro francés Edouard Philippe, bajo el mando de Emmanuel Macron, prohibió el uso de los pronombres «neutrales» en todos los documentos oficiales del gobierno.