PSOE y Podemos aprueban enmienda para poder demoler el Valle de los Caídos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Una de las 30 enmiendas pactadas ha pasado desapercibida y afecta de lleno al futuro de la Cruz del Valle de los Caídos que podrían demolerlo así como al derribo de cruces existentes en multitud de municipios de España.

PSOE y Podemos, las dos formaciones que conforman el Gobierno social-comunista, han aprobado una enmienda que permitiría la demolición del conjunto arquitectónico del Valle de los Caídos, presidido por la gran cruz. Los comunistas de Podemos, llevan años teniendo como objetivo este derribo, pero ahora está más cerca tras el último viraje de los socialistas.

El partido de Pedro Sánchez ha pactado con Unidas Podemos una treintena de enmiendas  al proyecto de ley de Memoria Democrática  y una de ellas, que ha pasado desapercibida, afecta de lleno al futuro de la cruz del Valle de los Caídos.

En concreto, tanto los de Podemos como el líder del Partido Comunista, el comunista Enrique Santiago- abogado y asesor del grupo narco-terrorista de las FARC colombianas, pilotando la negociación con sus socios, han conseguido introducir los términos «edificaciones» y «construcciones» entre los elementos a retirar por la Administraciones por sus «connotaciones franquistas» en base a esta normativa revisionista.

La citada enmienda de modificación dice lo siguiente: «Se consideran elementos contrarios a la memoria democrática las edificaciones, construcciones, escudos, insignias, placas y cualesquiera otros elementos u objetos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública en los que se realicen menciones conmemorativas en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la dictadura, de sus dirigentes, participantes en el sistema represivo o de las organizaciones que sustentaron la dictadura, y las unidades civiles o militares de colaboración entre el régimen franquista y las potencias del eje durante la Segunda Guerra Mundial».

En la redacción del proyecto de ley aprobado por el Gobierno sólo se hacía alusión a «escudos, insignias, placas», sin embargo, ahora dicha enmienda también permitirá actuar a los socialcomunistas contra «edificaciones» y «construcciones», ya que el texto elevado al Congreso para su tramitación establece que «las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias y territorio, adoptarán las medidas oportunas para la retirada de dichos elementos».

En la motivación de dicha enmienda, señalan la necesidad, a su juicio, de «definir de manera más precisa el objeto y alcance de la medida, que no se reduce sólo a la existencia de placas o insignias adosadas a edificios sino también construcciones».

Para Podemos, como ya afirmó en un plan de 2018, es «fundamental» que el conjunto monumental del Valle de los Caídos «sea desprovisto de la simbología franquista tanto en el interior como en el exterior, incluida la unión de la cruz y la espada». Los comunistas no sólo quieren demoler la cruz, sino también eliminar la Piedad de Juan de Ávalos. Además, el partido de Ione Belarra considera «imprescindible la desacralización del espacio y su total recuperación, incluida la basílica».

Cruces

Esta nueva redacción de la ley Memoria Democrática, como actualización de la ley de Zapatero de 2007, también serviría a la izquierda para dar respaldo legal al derribo de cruces existentes en multitud de municipios de España y a las que los revisionistas atribuyen «connotaciones franquistas», cuando en realidad recuerdan a todas las víctimas.