La Policía ha detenido en El Escorial a un individuo acusado de haber enviado a la ministra de Industria Comercio y Turismo, Reyes Maroto, la carta con una navaja aparentemente ensangrentada. El envío, que se recibió este lunes en sede ministerial, fue desvelado por el Ministerio del Interior y confirmado posteriormente por el propio ministro, Fernando Grande-Marlaska. El Gobierno de Pedro Sánchez lo achacó a otro ataque del «fascismo».

El individuo que envió la navaja aparentemente ensangrentada cometió un pequeño fallo: escribió en el sobre que envió a Maroto con las amenazas su propio nombre, sus apellidos y su dirección real. La investigación policial no ha sido muy difícil para los agentes de la Brigada de Información, que ha conseguido identificar y localizar al hombre.

El autor, según ha podido confirmar OKDIARIO de fuentes policiales, tiene diagnosticada una enfermedad mental, concretamente esquizofrenia. De hecho, los agentes de la investigación se sorprendieron al comprobar que el nombre y apellidos que figuraban en el remite eran los de una persona real, ya que habían dado por sentado de que se trataría de un nombre falso o alias.

Fue el propio Pablo Iglesias, candidato de Podemos y el primero que denunció haber recibido amenazas -en su caso, con cuatro balas- quien vinculó todo lo ocurrido con una ofensiva «fascista». Mensaje que repitió este mismo lunes para solidarizarse con Reyes Maroto, a quien el PSOE ha metido directamente en campaña este lunes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, condenó este lunes por la mañana tras conocer la nueva amenaza a Maroto. «Basta! No vamos a permitirlo. No vamos a dejar que el odio se apodere de la convivencia en España».

Investigación corta

El Ministerio del Interior y la Policía Nacional abrieron este lunes una investigación tras la llegada de un sobre, a nombre de la ministra de Turismo, Comercio e Industria, Reyes Maroto, que llevaba esa navaja ensangrentada en su interior.

Maroto era la cuarta persona vinculada a la izquierda, tras Grande-Marlaska, María Gámez e Iglesias, que recibía amenazas en los últimos días. Ella, como Iglesias, está directamente vinculada a la campaña: ha sido designada por el PSOE como futura vicepresidenta económica de la Comunidad de Madrid en caso de que salga elegido como presidente Ángel Gabilondo.

Según se pudo confirmar, el material que iba dentro del sobre pasó a custodia de la Policía Científica, que analizó los posibles restos genéticos que pudieran llevar a localizar al autor de la amenaza. Sin embargo, el autor lo puso fácil dejando su verdadero nombre en el remite.

En el sobre había algunos recortes de periódicos y capturas de mensajes de Twitter y WhatsApp cuyo contenido no ha trascendido.

Con este han sido ya cuatro los sobres con amenazas que han llegado a personas relacionadas con el bloque de la izquierda en la campaña electoral de Madrid. Las tres primeras las recibieron el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora General de la Guardia Civil, María Gámez. Los dos últimos han entrado directamente en la campaña de Ángel Gabilondo apenas 24 horas después de recibir las cartas con balas, y el PSOE ha metido a Maroto en el circuito de los mitines tras conocer la última amenaza.

(Pelayo Barro. Ok Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *