Remoto, híbrido o presencial: cómo será el trabajo del futuro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nicholas Bloom, profesor de economía, ha estudiado el trabajo a distancia durante años y revela de qué forma se trabajará tras la pandemia

Bloom reveló que viene investigando el trabajo remoto en los últimos 20 años. El especialista aseguró que “las empresas ahora se están moviendo rápidamente hacia una fuerza laboral de tres niveles. Estos son:

a) Trabajos Presenciales
Aproximadamente el 50% de todos los empleados trabajarán completamente en persona. Estas son personas que tienen trabajos de primera línea en el comercio minorista, la fabricación, la atención médica y los servicios. En muchos casos, sus puestos están peor pagados y no requieren títulos universitarios. Estos empleados se han perdido por completo el asunto del trabajo desde casa y, a menudo, están enojados y molestos por esto. Después de pasar una pandemia trabajando en condiciones desagradables y arriesgando su salud, se están perdiendo el bono de trabajo desde casa pospandémico.
Los gerentes de todo el país me han dicho que han estado aumentando los salarios de los empleados de primera línea para compensar y están tratando de aumentar la flexibilidad de sus horas de trabajo. Sus empleados pueden, por ejemplo, cambiar a días más largos, pero en semanas de cuatro días”.

b) Trabajo Híbrido

Un segundo grupo de empleados, alrededor del 40% en total van a trabajar de forma híbrida. Por lo general, se trata de tres días en la oficina y dos días en casa cada semana. Los trabajadores híbridos suelen ser profesionales y ejecutivos con formación universitaria, que necesitan el contacto cara a cara para ser productivos y gestionar sus equipos, pero valoran unos días a la semana en casa para disfrutar de un tiempo tranquilo y ahorrar tiempo en los desplazamientos, señaló Bloom en referencia a sus estudios sobre el ámbito laboral estadounidense.

c) Trabajo en Remoto

Finalmente, alrededor del 40% en total van a trabajar de forma híbrida. En su mayoría, se trata de personas con roles de servicio especializados como soporte de TI, finanzas, nómina o edición. Han estado trabajando de forma totalmente remota durante la pandemia, a menudo con niveles más altos de eficiencia. Dado que sus funciones no requieren la gestión de grandes equipos o la creatividad continua, pueden operar de forma totalmente remota.

Cambios en los lugares de residencia

Esta división de la fuerza laboral tiene importantes implicaciones para los precios inmobiliarios y la forma de las ciudades. Los trabajadores híbridos no necesitan vivir en el centro de las ciudades, pero necesitan vivir en los suburbios para sus desplazamientos dos días a la semana; Los trabajadores completamente remotos pueden reubicarse de manera aún más radical, en áreas rurales, en otros estados o incluso en el extranjero.

Mientras los residentes abandonan el centro de las ciudades, las oficinas permanecerán. Las empresas las están haciendo más atractivas al eliminar las oficinas individuales aisladas al estilo de Mad Men en favor de salas de reuniones, asientos tipo lounge de planta abierta y cubículos de zoom insonorizados.

(Con información de Infobae)