Progresismo | Jacinto Seara

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Para mí:

Progresismo es luchar por la libertad.

Progresismo es respetar todo sexo, religión o color de la piel.

Progresismo es respetar todo tipo de vida en cualquier momento.

Progresismo es poner al alcance de todos los que viven en la Tierra los alimentos, medicamentos, tratamientos y cirugías existentes.

Progresismo es respetar y cuidar a los animales.

Progresismo es buscar la paz y mantenerla.

Progresismo es aceptar toda creencia.

Progresismo es admitir cualquier ideología defendida con la palabra.

Progresismo es escuchar a la gente.

Progresismo es combatir la pobreza.

Progresismo es eliminar el hambre.

Progresismo es poner todos los medios para erradicar la ignorancia.

Progresismo es enseñar a pensar.

Progresismo es admitir que los demás piensen diferente.

Progresismo es buscar lo mejor para todos.

Progresismo es ser consciente de cuáles son los valores que ayudan a crear un mundo mejor.

Progresismo es luchar por una sociedad basada en esos valores y defenderlos.

Progresismo es defender y difundir la cultura.

Progresismo es no admitir la mentira.

Progresismo es defender realmente el medio ambiente.

Progresismo es compartir sin pedir nada a cambio.

Progresismo es respetar las minorías y también las mayorías.

Progresismo es solidaridad sin pedir nada a cambio.

Progresismo es ayudar al que lo necesita.

Progresismo es construir un mundo mejor para nuestros descendientes.

Progresismo es eliminar la esclavitud existente.

Progresismo es poner la tecnología al servicio de la humanidad, que la pueda utilizar cuando la precise y que le sirva para vivir mejor.

Progresismo…

Seguro que he dejado algo importante, lo principal es que todos lo cumplamos, que verdaderamente consigamos que, tras millones de años, la humanidad viva y disfrute de este hermoso planeta. La élite intenta dominar el mundo y cambiar todo lo heredado de milenios, e incluso que los olvidemos. No lo podemos consentir y debemos hacer frente para no perderlos.

Jacinto Seara | Escritor