Los abogados catalanes se rebelan y plantan cara al separatismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1800 abogados advierten a la Generalidad de que en caso de que no aplique los fallos en los colegios serán ellos quienes pidan la ejecución de los fallos.

Hay episodios, hay momentos en la historia que parecen que no va a tener trascendencia y que va a ser otra derrota más y de pronta se convierte en una reacción sin precedentes. Esto es lo que ha pasado con la campaña de acoso contra la familia de Canet de Mar, con insultos y amenazas hasta para el niño y los llamamientos de los principales dirigentes separatistas a desobedecer.

Lo que parecía otro avance más en el separatismo independentista catalán ha provocado, sin embargo, una intensa reacción en los sectores contrarios al nacionalismo, desde asociaciones a las familias, pasando por profesionales como los abogados. Y es que la oposición al separatismo alza poco a poco la voz. Una pequeña llama de esperanza de que esto no está perdido, ni mucho menos.

El origen

El 20 de diciembre de 2020 se produce la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que implicaba la inclusión de un 25% de español en la enseñanza.

El 23 de noviembre de 2021, casi 1 año después, el Tribunal Supremo daba un golpe mortal al intento de erradicación del español. Tras décadas de imposición del catalán en las escuelas de Cataluña por parte de la Generalitat, la justicia ha vuelto a confirmar que debe haber al menos una asignatura más en español en todos y cada uno de los centros educativos y rechaza el recurso de la Generalitat contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Ante esta sentencia del Supremo, la Generalidad afirmó que no iba a cumplir la sentencia.

La reacción de más de 1800 abogados

Cuando en el Colegio de Abogados de Barcelona se publicó una nota de la sección de Derecho Constitucional del referido órgano colegial censurando que la Generalidad esté dispuesta a no cumplir con las sentencias lingüísticas generó una campaña de acoso por parte de abogados separatistas. En los medios de orientación separatista se acusó a los miembros de la sección de Derecho Constitucional del Colegio de «fascistas».

Ante esto, un grupo de abogados  lanzó otra campaña que ya lleva recabadas más de 1.800 firmas de letrados que exigen que se cumplan las sentencias y cesen los insultos y descalificaciones. Una nutrida representación de estos abogados se ha plantado a las puertas del Colegio para leer un manifiesto de apoyo que coincide con las tesis expresadas en la nota de la sección de Derecho Constitucional, insiste en que la Generalidad debería haber protegido al menor de Canet de Mar y que debe no sólo acatar las sentencias lingüísticas sino velar por su cumplimiento.

Exigencia final

La lectura del manifiesto ha concluido con una advertencia a la administración autonómica: o cumple con la sentencia o serán los abogados quienes pidan su ejecución en representación de las familias y de las asociaciones por el bilingüismo.

(Con información de Libertad Digital)