La triple alianza entre Marruecos, Estados Unidos e Israel forja un nuevo Magreb

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Un año del acuerdo, una asociación fructífera en materia militar, comercial y energética que cambia los equilibrios en la región

Marruecos, Israel y Estados Unidos encabezan una nueva etapa diplomática en el Magreb. La triple alianza cumple ya un año desde la firma que se produjo en Rabat, dando pie a un acuerdo tripartito protagonizado por representantes marroquíes, israelíes y estadounidenses y  que sellaba el restablecimiento de relaciones entre los dos primeros tras 20 años de desencuentro. 

Un acuerdo entre el ex presidente estadounidense Donald Trump,  y el entonces primer ministro israelí Benjamín Netanyahu. Washington tenía también que cumplir su parte: reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental y que están forjando un nuevo Magreb, también un nuevo escenario en el conjunto de la región, y cuyas consecuencias se han hecho sentir mucho más allá de ella.

Cooperación de Marrueco con Tel Aviv

Marruecos e Israel celebran un año de acercamiento diplomático. Este hito histórico ha propiciado la creación de puentes entre un país árabe perteneciente al Magreb y el país hebreo

Tras mantener un perfil bajo inicial Rabat ha desarrollado durante los últimos doce meses una intensa y entusiasta agenda de cooperación con Tel Aviv, que ha dado sus frutos en una variada serie de acuerdos que van desde el ámbito comercial al militar pasando por el de las energías o el cultural. Aunque desde la Segunda Intifada Marruecos e Israel no mantenían relaciones diplomáticas, lo cierto es que los dos Estados no han dejado de cooperar nunca en materias de seguridad e inteligencia.

Apertura de embajadas

Varios han sido los hitos alcanzados en el último año, desde el nombramiento respectivo de embajadores y la apertura de representaciones diplomáticas –no embajadas sino oficinas de enlace; ya las hubo a mediados de los 90 en Tel Aviv y Rabat– hasta la visita del ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, a Marruecos en agosto pasando por simbólicas iniciativas de cariz cultural (por ejemplo que jóvenes marroquíes estudien en Israel o la lengua hebrea se pueda aprender en Marruecos). Entretanto, una empresa israelí, Radio Petroleum, busca petróleo y gas en aguas del Sáhara Occidental tras firmar un acuerdo con la administración marroquí en octubre para la exploración del conocido como bloque Dajla Atlántico. Marruecos e Israel han puesto de manifiesto que dos países pueden entenderse cuando existe voluntad política.

Importancia diplomacia Israel

Para Israel, el restablecimiento de relaciones con Marruecos tres meses después de la firma de los Acuerdos de Abraham junto a Emiratos Árabes Unidos y Bahréin supuso un importante paso en el camino de la normalización con el mundo árabe. En solo un año Tel Aviv ha pasado de tener relaciones con dos países de la Liga Árabe a seis.

Reconocimiento EEUU hacia el Sahara

El reconocimiento estadounidense del Sahara para Marruecos ha traído consecuencias en las relaciones bilaterales Marruecos-España. Desde que la Administración Trump hiciera público el reconocimiento explícito de la soberanía de Rabat sobre el Sáhara Occidental, Marruecos ha esperado que otros socios europeos, empezando por España, hicieran lo propio. Pero, obviamente, no ha sido así.

(Con información de La Razón)