La OMS cambia de opinión y considera ahora «peligrosos» los niveles de contaminación del aire que antes eran «seguros»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los niveles de contaminación que antes eran «seguros» son ahora «peligrosos»

El denominado cambio climático y la implantación de la agenda 2030 exigen a veces que las instituciones que lo están impulsando a veces se contradigan.  Este ha sido el caso de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha cambiado de opinión una vez más y lanzó este miércoles unas nuevas directrices globales sobre la calidad del aire en los que considera ahora «peligrosos» los niveles de contaminación del aire que antes para la OMS eran «seguros».

Según la OMS, este cambio, es con el fin de evitar millones de muertes debidas a la polución atmosférica, pues la considera como una de las mayores amenazas medioambientales para la salud humana junto con el cambio climático. La polución en la atmósfera causará millones de muertes en los próximos años (?) y por eso la OMS considera ya «peligrosos» niveles de contaminación que eran entendidos como «seguros» hasta ahora.

Nuevas recomendaciones, cambio climático y agenda 2030

Las nuevas directrices de la OMS indican que la contaminación del aire daña la salud humana en concentraciones aún más bajas de lo que decían hasta ahora, por lo que recomiendan nuevos niveles más bajos de los principales contaminantes -algunos de los cuales contribuyen al cambio climático- para proteger la salud de las poblaciones.

Las anteriores directrices se establecieron en 2005 y más de 15 años después la OMS decide darles una vuelta de tuerca más y meter presión a los Gobiernos del mundo. Y es que aunque estas nuevas directrices de la OMS no son jurídicamente vinculantes, suponen una herramienta basada en la evidencia para que los responsables políticos puedan orientar la legislación y las políticas con el fin de reducir los niveles de contaminantes en el aire y disminuir la carga de morbilidad resultante de la exposición a esa contaminación en todo el mundo.

Contradicción de la OMS

Este cambio de opinión de la OMS sobre los niveles de contaminación hay que ponerlo en cuestionamiento ya que existe contradicción entre las mejoras en la calidad del aire en los últimos tres decenios tal y como confirma la OMS, y el endurecimiento de dichos niveles. Habría que buscar quizás intereses subyacentes.