La Fiscalía General del Estado, en manos de Dolores Delgado, quiere evitar que desde el Tribunal Supremo se investigue a José Luis Ábalos por el ‘Delcygate’.

A través de un informe, el Ministerio Fiscal solicita que se desestimen los recursos contra el ministro de Transportes por su polémico encuentro en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Bajaras con la ‘número dos’ del chavismo Delcy Rodríguez, incumpliendo las sanciones de la UE contra la ‘bolivariana’.

Desde la Fiscalía recomiendan al Supremo ‘mandar al olvido’ los procesos iniciados por VOX y el Partido Laócrata contra Ábalos por un presunto delito de prevaricación, pero también recomienda al Tribunal la declaración de competencia de la Sala Segunda y la inadmisión de las querellas acumuladas.

Es decir, acabar con cualquier proceso que pueda resultar incómodo o peligroso para la permanencia en el cargo del ministro de Transportes.

Para justificar su decisión, la Fiscalía apunta a que «no existiendo indicios suficientes de que los hechos sean constitutivos de delito de prevaricación, así como su participación en los mismos, se inadmita a trámite la querella y se decrete el archivo de las actuaciones».

Es importante recordar que las querellas atribuyen a Ábalos haber prestado autorización para que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, «atravesara el espacio aéreo español y aterrizara en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Bajaras», pese a que «tenía prohibida su estancia y tránsito por el espacio europeo».

La Fiscalía saca la artillería

Lejos de reconocer que la ‘número dos’ del chavismo entró en espacio aéreo español, piso suelo nacional y hasta pudo dejar un gran número de maletas repletas de dinero y oro sin pasar los controles de seguridad, desde la Fiscalía atribuyen todas las acusaciones a unos ‘rumores’.

En este sentido, el informe de la Fiscalía señala que las querellas están «basadas exclusivamente en artículos de prensa» y en la «declaración notarial» de un trabajador que ni siquiera especifica su puesto de trabajo, todo ello sin concretar mínimamente la participación del querellado en los hechos imputados».

Como si fuera poco, la Fiscalía también apuntó su artillería contra el delito por el que se pide investigar al ministro socialista.

En relación con el delito de prevaricación, desde el Ministerio Fiscal se indica que «pese a la naturaleza de este delito, los querellantes, al margen de sus opiniones y sospechas, no concretan cuál es la resolución injusta y arbitraria dictada por el querellado, ni cuáles son los indicios de participación del querellado en la decisión que cuestionan desconociéndose incluso quién la tomó, ni mucho menos las razones de la misma, defecto de especial trascendencia dado que el delito de prevaricación se reserva para sancionar supuestos límite, en los que la actuación administrativa no sólo es ilegal, sino además injusta y arbitraria», de modo que «de las querellas no se evidencia ni el dictado de una resolución administrativa, ni mucho menos su injusticia y arbitrariedad».

Del ‘Delcygate’ a los cárteles de la droga

Santiago Abascal describió el puente entre los “los cárteles de la droga de Bolivia, Venezuela o Colombia” con el Gobierno de Pedro Sánchez: el ‘Delcygate’.

El presidente de VOX, durante el debate de la moción de censura, acusó al Gobierno del PSOE-Podemos de aliarse con “los cárteles de la droga” para financiar la deuda que generará el Ejecutivo en su respuesta económica a esta crisis del coronavirus.

“Pueden ustedes elevar el techo de gasto como pretenden hasta endeudar a diez generaciones, como aprobarán pronto de manera irresponsable, pero antes tendrá que prestarles dinero y no creo que los cárteles de la droga, con los que ustedes se alían en Bolivia, en Colombia o en Venezuela, quieran financiar España”, explicó Abascal.

Dando un paso más allá, el presidente de VOX recriminó que “esos criminales sólo mandan maletas para corromper a políticos y no para financiar la deuda”. Una mención muy clara al polémico encuentro entre la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en Barajas con José Luis Ábalos.

Delcy, ¿el fin del Gobierno PSOE-Podemos?

Delcy Rodríguez podrá ser la mujer que acabe con el Gobierno del PSOE-Podemos antes de 2022.

La política chavista, recientemente nombrada ministra de Economía y Finanzas, fue quien ordenó el pago de 1,8 millones a título personal a Pablo Iglesias y sus 8 ‘camaradas’ de la Fundación CEPS, como indicó OkDiario.

Los pagos realizados por los departamentos liderados por Delcy Rodríguez abarcan desde febrero de 2006 hasta octubre de 2014. Sin embargo, esto no supondría el ‘cierre del grifo’ para sus aliados en Podemos y PSOE.

Fuentes de de la delegación diplomática del chavismo confirmaron a Periodista Digital que las polémicas maletas del ‘Delcygate’ estaban llenas de dinero y algunos lingotes de oro.

Además, precisaron a este diario que “el dinero de las maletas del ‘Delcygate’ irán a parar a manos de los partidos y organizaciones de la izquierda española. Es un pago por su respaldo bajo la mesa a Nicolás Maduro, pero también para que terminen de girar en su política exterior y abandonen a Juan Guaidó”.

El episodio del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez sigue siendo perseguido muy de cerca por Estados Unidos.

Es importante recordar que la Administración de Donald ha dado varios ‘tirones de oreja’ al Gobierno de Pedro Sánchez por la sospechosa huida de Hugo ‘el pollo’ Carvajal de las manos del CNI, pero también por el distanciamiento con Juan Guaidó y la presencia de Repsol en Venezuela.

Estados Unidos marcó su ultimátum para derrocar a Nicolás Maduro: diciembre de 2020.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, afirmó en agosto de 2020 que está trabajando «duro» para que Nicolás Maduro, no siga en el poder a final de año.

“Obviamente esperamos que él (Maduro) no sobreviva el año y estamos trabajando duro para que eso suceda», afirmó Abrams.

Unas estimaciones que, si se cumplen, llevarían a que Delcy Rodríguez acabe en manos de la justicia de Estados Unidos.

La captura de Estados Unidos llevaría a Delcy a entregar información confidencial y de alto nivel a cambio de beneficios penitenciarios o reducciones de la condena.

Unos datos que podrá aportar a lo largo de 2021 y que comprometerían, inicialmente, a José Luis Rodríguez Zapatero (quien cuenta con su propia mina de oro en Venezuela), pero que ofrecerían la información desconocida sobre el ‘Delcygate’ y de los vínculos de Podemos y el PSOE con Nicolás Maduro y su régimen.

(Jose Antonio Plugisi. Periodista Digital)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *