La cruda realidad de los salarios: Mientras en España caen un 1,1 % en 20 años, en Alemania crecen un 17,9% o en EEUU un 25,3%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El dinero nominal que ingresamos ha subido, pero el real ha disminuido

En el año 2000 el salario medio rondaba entre los 17.000 y los 18.000 y  en el 2020, a pesar de la crisis de la pandemia, los salarios medios estaban cerca de los 25.000 euros al año y, por lo tanto, ha habido un crecimiento de estos. Esto es, los salarios en España han crecido y han pasado de 18.528 euros (€) anuales en el año 2000 a 26.537 € anuales en el 2020. Supone un crecimiento del 43.2 % en este período.

La realidad no es así
Y esto sería real en un mundo económico perfecto en el que la inflación fuese cero, cosa que no ha sido así en este período de tiempo.
La OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) ha publicado recientemente un estudio en el que analiza los salarios de todos los países miembros y los ajusta (deflacta) con la inflación para tener los resultados reales de lo que ha pasado en cada país.
En el caso de España los resultados que presenta son:
Evolución de los salarios en España
 
Estos datos explican que en el año 2000 el salario de 18.528 € anuales correspondería a un poder adquisitivo de 26.836 €, y que cómo los salarios medios en España son 26.537 € en el año 2020 , lo que realmente ha sucedido es que el salario real ha decrecido sobre el año 2.000 en un 1.1%. O lo que es lo mismo: que la capacidad adquisitiva del salario de 2020 es inferior en un 1.1% a la del año 2000.
La validez de esto en sí, siendo muy preocupante, lo sería menos si sucediese lo mismo en el resto de países de la OCDE y todos tuviesen resultados similares para este período de tiempo.
Salarios en Alemania
Si analizamos, por último, a dos grandes países, uno europeo y otro la mayor potencia económica del mundo, por lo menos hasta 2020, nos encontramos lo siguiente:
Evolución de los salarios en Alemania
Salarios en Estados Unidos
Evolución de los salarios en Estados Unidos
 
Con estos dos países vemos que, en el mismo entorno económico que nosotros, la capacidad adquisitiva de los trabajadores alemanes ha crecido en este período de tiempo un 17.9 %, y la de los trabajadores de Estados Unidos lo ha hecho en un 25.3 %.
Salarios en Corea del Sur
Pasemos al polo opuesto de la geografía y comparemos un país que en población es más parecido a España, como es Corea del Sur.
Evolución de los salarios en Corea
 
Tanto sin inflación como con ella, el resultado es espectacular. Este país ha subido los salarios un 188.4% , pero además el poder adquisitivo de los trabajadores coreanos ha crecido en un 98.9%; es decir: en estos 20 años prácticamente se ha doblado.

Conclusiones

Dado que los ciclos económicos han sido prácticamente iguales para todos los países analizados, la primera conclusión que podemos sacar con estos datos es que el poder adquisitivo de los salarios en estos países no ha dependido del ciclo económico.
Si el poder adquisitivo de los trabajadores de los países analizados no depende del ciclo económico, tenemos la obligación de preguntarnos qué ha generado esta enorme diferencia entre los españoles y los coreanos, los americanos y los alemanes, y cuáles son los factores que permiten crecer los salarios en determinados países y que hacen decrecer dichos salarios en otros.
El gasto público, la inversión en I+D+i y el tejido industrial son, sin duda, tres de los factores que influyen seguro en una transgresión de la realidad que distorsiona la visión de los políticos. Ellos siempre negarán que son los culpables de que la clase trabajadora pague sus desatinos.
El gasto público es, sin duda, uno de los factores más importantes. Que un país utilice los recursos en pagar una estructura de empleados públicos ineficaz y poco orientada a resultados; que el país –para pagar esta estructura– tenga un sistema fiscal que desanime a la inversión, y que como consecuencia se produzca un crecimiento de la deuda por los continuos déficits del Estado, drenando liquidez al sistema para poder invertir en creación de valor y riqueza, es la obviedad de la falta de miras de muchos de los políticos que han tenido los países mediterráneos.
Desde luego este no es el único motivo. Estados Unidos está tan endeudado como España, pero su sistema fiscal es mucho menos desincentivador que el español.
La inversión en I+D+i es, sin duda, otro de los factores que más influye en el crecimiento económico. No es una casualidad que Corea del Sur, Alemania y Estados Unidos estén entre los 10 primeros países en dedicar mayor porcentaje de su PIB a esta área. Además esa inversión en I+D+i permite atraer talento y generar puestos de trabajo de alto valor añadido que permiten salarios muy superiores a la media.
Por último, la capacidad de tener un tejido industrial altamente competitivo como el que tienen Corea, Alemania y Estados Unidos cierra un círculo virtuoso que permite a esos países que los salarios reales crezcan de forma continuada frente a una España que seguirá estancada o en franco retroceso en comparación con los países que marcan la ruta que hay que seguir.
(Con información de El Debate)