La Corte Suprema de EEUU considera “ilegal” la decisión de Biden de imponer vacunación en las empresas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hoy es un gran día para la libertad y un grave revés para Joe Biden. La Corte Suprema le ha dejado a los pies de los cabellos y le ha dicho No a su intento de recorte de las libertades de las personas y a la imposición obligatoria de la vacunación.

Joe Biden se siente “decepcionado” 

“Estoy decepcionado de que la Corte Suprema haya decidido bloquear unos requisitos de sentido común, que pueden salvar vidas”, que estaban dirigidos a “empleados de grandes empresas, basados directamente en la ciencia y la ley”, declaró en un comunicado. Pero lo que no dice es que lo que estaba en juego era la libertad y el intento de restricción de derechos fundamentales

La mayoría de la corte concluyó que la administración se extralimitó en su autoridad al tratar de imponer la regla de vacuna o prueba de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional a las empresas estadounidenses con al menos 100 empleados. Más de 80 millones de personas se habrían visto afectadas.

“OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional) nunca antes había impuesto tal mandato. El Congreso tampoco. De hecho, aunque el Congreso ha promulgado una legislación significativa que aborda la pandemia de COVID-19, se ha negado a promulgar cualquier medida similar a la que OSHA ha promulgado aquí”.

Al elaborar la regla de OSHA, los funcionarios de la Casa Blanca siempre anticiparon desafíos legales y, en privado, algunos albergaron dudas de que pudiera resistirlos.

Ambas reglas habían ocasionado gran polémica y rechazo y de hecho fueron denunciadas por varrios  estados. Además, los grupos empresariales atacaron la regulación de emergencia de OSHA por considerarla demasiado costosa y probable que haga que los trabajadores dejen sus trabajos en un momento en que ya es difícil encontrar nuevos empleados.