Inaudito: Marruecos instala “drones-bomba” en las fronteras de Ceuta y Melilla y el Gobierno español lo justifica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El Gobierno de Sánchez asegura que “cada país es soberano” para gestionar sus fronteras y usar “los medios que considere oportuno”
Marruecos va a instalar en las fronteras de Ceuta y Melilla “unos drones con misiles capaces de alcanzar un objetivo a 14 kilómetros”. Un hecho que trae preocupantes preguntas: ¿Se tratan de misiles de ataque o de vigilancia?. ¿Es una nueva provocación del país vecino, que incrementó un 30% su gasto militar últimamente?.¿Qué hace el CNI sobre este tema de Marruecos?
Respuesta del Gobierno
El senador de Compromís Carles Mulet, requirió al Gobierno español esta serie de preguntas  y que fue contestada como si el «armarse hasta los dientes» de un país vecino no tuviera ninguna repercusión para España. “Cada país es soberano para gestionar la vigilancia de sus fronteras con los medios que considere conveniente”. Con esta sencilla respuesta zanja el Ejecutivo de Pedro Sánchez la polémica por la instalación de drones marroquíes en las fronteras de Ceuta y Melilla. Pese a que un primer momento el Gobierno trató de desviar el tema y pasarle la pelota al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), finalmente se vio obligado a contestar a esta cuestión en la Cámara Alta.

Ante esta insatisfactoria respuesta, el senador valenciano insistió, volvió a la carga y preguntó directamente sobre la opinión que le merecían al Gobierno estos “drones-bomba” o misiles, como define Mulet estos dispositivos. Y aquí es donde el Ejecutivo reconoce abiertamente que en pro de la “cooperación” y siempre buscando “la mejor relación y el beneficio mutuo” con Marruecos, “cada país es soberano para gestionar la vigilancia de sus fronteras con los medios que considere conveniente”.

(Con información de la Razón)