Google censura y prohíbe los anuncios pro-vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La Big Tech está de acuerdo con los anuncios que promocionan medicamentos que acaban con la vida, pero no tratamientos que salvan vidas.

Google se basó en un informe falso de activistas del aborto para prohibir los anuncios pro-vida.

La organización pro-vida Heartbeat International – la red de ayuda para el embarazo más grande del mundo- exigió el jueves que un grupo pro-aborto se retracte de la información falsa que las grandes empresas de tecnología están citando para censurar los anuncios provida

Censura y Prohibición de Google a la información provida

La prohibición se produjo cuando los activistas del aborto presionaron a Google, Facebook y otras grandes empresas tecnológicas para que censuraran la información provida y les dijeran a las madres que es «peligroso» salvar la vida de sus bebés. Y lo que es peor «al eliminar los anuncios de reversión de la píldora abortiva de Google, silencian la única opción viable para las mujeres que buscan revertir los efectos de la píldora abortiva, lo que las obliga a realizar un aborto que ya no quieren».

Google también prohibió los anuncios de Live Action que promocionaban su nuevo video «Baby Olivia», una animación realista y médicamente precisa del desarrollo de un bebé nonato en el útero.

La censura por parte de Google significa casi un bloqueo de esa información en línea. Google, propietario de YouTube y otras empresas, es una de las entidades más poderosas del mundo, y los líderes políticos de Estados Unidos y Europa han estado investigando si Google está violando las leyes antimonopolio.

El trabajo de Heartbeat International

Heartbeat International administra la Red de rescate de píldoras abortivas y una línea directa que conecta a mujeres con médicos que pueden realizar el tratamiento de reversión de píldoras abortivas que salvan vidas. Se han salvado más de 2.500 vidas de bebés como resultado del tratamiento.

Las investigaciones y los expertos médicos confirman que el tratamiento de reversión de la píldora abortiva es seguro y eficaz, tanto para la madre como para el bebé. Miles de historias de madres y bebés también son una prueba.

Hay que señalar que la píldora abortiva ha matado al menos a 24 mujeres y 3,7 millones de bebés por nacer solo en Estados Unidos.

Doble rasero de Google

Este es un doble rasero político flagrante: Google está de acuerdo con los anuncios que promocionan medicamentos que acaban con la vida, pero no tratamientos que salvan vidas. En efecto, si bien Google prohíbe los anuncios pro-vida (reversión de la píldora abortiva), Google sigue permitiendo que los proveedores de la mortal píldora abortiva mifepristona se envíen por correo, a pesar de que este medicamento ha provocado la muerte trágica de al menos 24 madres y al menos 1042 madres enviado al hospital. El doble estándar de Google sobre el aborto es falso y un abuso atroz de su enorme poder de mercado para proteger la industria del aborto de miles de millones de dólares.