Fracaso sin paliativos de la manifestación separatista de la Diada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Pinchazo: La participación ha caído en picado y tan solo unas de 80.000 mil personas asisten a la manifestación de la Diada (108.000 según el recuento de la Urbana). Los dirigentes separatistas llaman a la confrontación.

Alrededor de 80.000 personas han participado este sábado en la manifestación separatista para reivindicar la independencia de Cataluña en la celebración de la Diada, lo que supone un auténtico fracaso para sus organizadores ANC y Òmnium y muy lejos de la participación de otras convocatorias

Los organizadores inflan los datos

Las dos entidades ANC y Òmnium aseguran que en esta ocasión han participado unas 400.000 personas, pero la realidad está muy lejos de esa cifra. Según datos muchos más fiables, los participantes no han superado los 80.000 siendo generosos. De hecho,  la Guardia Urbana que sueles ser muy generosa con la participación de los separatistas ha cifrado la participación en unas 108.000 personas.

La cifra dada por  la ANC fuera de toda relación con la realidad, pero los separatistas necesitaban dar una cifra redonda que las fuerzas separatistas puedan exhibir en la próxima «mesa de diálogo» que se celebrará. Es la táctica habitual del separatismo, multiplicar por cuatro, cinco o seis la asistencia a la manifestación

Y eso que el Govern de Pere Aragonès les dio un empujón al levantar, este viernes, todas las restricciones que seguían activas por culpa de la pandemia y que obligaban a celebrar las manifestaciones de forma estática. Ni con esa legislación a medida, ANC y Òmnium han conseguido convencer a los catalanes de seguir saliendo a la calle para protestar.

Objetivamente, la manifestación ha constituido un pinchazo

Melancolía

Los independentistas que se manifestaron ayer por Barcelona aludían en su mayoría a la persistencia, a la obcecación. No había entusiasmo ni esperanza.  Han dado paso a la melancolía que es el prolegómeno de la derrota. La asistencia a la manifestación es para muchos de ellos una especie de obligación, aunque sea para asistir una vez al año a una manifestación que no da para más.

En la cabecera, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie y el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. También estaba con ellos Jordi Sànchez, expresidente de la ANC y ahora secretario general de Junts per Catalunya (JxCat), el partido de Puigdemont. Cerca el asesino del empresario Bultó, el ex terrorista Carles Sastre, ahora dirigente sindical.

Aragonès ha sido la máxima autoridad catalana que se ha dado cita en la marcha reivindicativa. Junto al president, como es habitual, han acudido todos los consellers, a excepción del de Interior -responsable del dispositivo de seguridad- y la presidenta del Parlament, la radical Laura Borràs. Pero de la misma forma que este 2021  hoy, la tensión entre el independentismo se ha visto reflejada con los representantes de los diferentes partidos, cada uno por su lado.

Incidentes frente a la Jefatura de Policía

Al término de la manifestación, la tensión se instaló frente a la Jefatura Superior de la Policía Nacional, en la Vía Layetana. Los radicales separatistas lanzaron de objetos contundentes contra la fachada mientras los Mossos d’Esquadra formaban una barrera delante del edificio.

A lo largo de la jornada se habían registrado incidentes violentos, peleas entre separatistas de una y otra facción en una muestra de la profunda fractura del independentismo.