España incrementa un 28% el gasto en importaciones de gas por la crisis energética

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las importaciones de GNL y gas en estado gaseoso se situaron en 5.775 millones de euros entre enero y octubre del curso pasado, superando a todo el 2020

Un 38% más en importaciones de GNL

Según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el valor de las importaciones de GNL —el que llega por barco— se situaron en 4.207 millones de euros hasta el décimo mes, un 38% por encima del dato de 2020, mientras que las compras de gas en estado gaseoso —que procede por tubo— subieron un 7%, hasta 1.568 millones de euros.

Dicha coyuntura se explica porque el precio del gas se ha multiplicado casi por siete en el último año. De hecho, según el precio en el Mercado Ibérico del gas (Mibgas), en diciembre llegó a cotizar a 138 euros el megavatio hora (MWh) y en los primeros días de 2022 continúa por las nubes pese a que ha bajado a los 75 euros/MWh.

Argelia, principal proveedor

España depende de terceros para el suministro y, Argelia sigue siendo el principal proveedor de gas de España incluso tras el cierre del Gasoducto Magreb Europa (GME) después la ruptura de relaciones diplomáticas entre Marruecos y el país argelino. Ha continuado suministrando a España a través del gasoducto Medgaz, que llega a Almería y es propiedad de Sonatrach y Naturgy.

Además, otros mercados de origen son EEUUNigeria, Trinidad y Tobago, Rusia, Catar y Noruega, entre otros. Parte del suministro de gas también llega en buques metaneros. Este tipo de transporte es más caro debido a que el gas llega a 160 grados centígrados bajo cero en estado líquido para luego descargarlo en las plantas de regasificación y elevar su temperatura para pasarlo a estado gaseoso.