España es el país de la OCDE con más repetidores de curso en la ESO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El fracaso escolar es una evidencia. La tasa española más que cuadruplica la media internacional. pero la solución del gobierno, en vez de abordar el problema, es eliminar la repetición

España vuelve a suspender en algunos indicadores educativos clave. Lidera la tasa de repetición de la OCDE, mientras que el problema endémico del fracaso escolar se profundiza y lo hace también el número de ‘ninis’, jóvenes que ni estudian ni trabajan, según el último informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) .

La tasa española más que cuadruplica la media internacional. 

España es el país de la OCDE con mayor proporción de alumnos repetidores en la ESO. El 8,7% de los alumnos matriculados ha repetido curso, frente al 1,9% de la media de la treintena de países y territorios que integran este organismo internacional. En Bachillerato la tasa es también muy elevada (un 7,9% frente al 2,9%) y sólo superada por la República Checa.

Los datos proceden del informe anual sobre educación que la OCDE (Panorama de la Educación de la OCDE) ha publicado de forma simultánea en medio mundo.

Afecta más a los varones que, además, son abandonados por las Administraciones

El trabajo señala que el 60% de los que repiten son varones. Pese a ello, ni el Gobierno ni las CCAA contemplan medidas específicas pensadas específicamente para los chicos  ya que la perspectiva de género se centra en las chicas. Y por lo tanto los chicos son abandonados por las Administraciones

El 22% de los jóvenes españoles de entre 18 y 24 años ni estudian ni trabajan

El informe advierte también de que hay un 22% de jóvenes entre 18 y 24 años que ni estudian ni trabajan, popularmente conocidos como ‘ninis’. Sólo Italia nos supera como país europeo y estamos al mismo nivel que MéxicoCosta RicaColombia Sudáfrica.

España no usa suficientemente la vía de la FP

La OCDE también apunta en su trabajo que España no usa suficiente una vía de salida que sí utilizan otros países: la FP. «En la mayoría de países, los chicos son más propensos que las chicas a cursar una FP equivalente al nivel de la Secundaria superior. No es el caso de España, donde el 50% de los graduados en FP de Grado Medio durante 2019 eran varones, comparado con el 55% de media de la OCDE. Las chicas tienden más a graduarse en Bachillerato y es también el caso de España, donde representan el 55% de los titulados, el mismo porcentaje que en el resto de países», explica el trabajo.

Se produce, por tanto, un freno al final de la enseñanza obligatoria que lleva a que muchos más chicos que chicas cuelguen los estudios. La FP podría ser una salida para seguir estudiando, pero algo ocurre ahí que no la cursan. Mientras tanto, las chicas prosperan en el instituto y van a la universidad en mayor proporción (el 54% de las mujeres entre 25 y 34 años tiene estudios superiores comparadas con el 41% de los hombres de la misma edad).

Farsa de la política educativa de eliminar la repetición

El Ministerio de Educación mantiene que la política de repetir curso conduce al fracaso escolar, y apuesta por que el estudiante pueda avanzar con más de dos suspensos si así lo considera el equipo docente del centro, que es el que mejor conoce el grado de conocimiento del alumno. Es por ello que el Gobierno acaba de poner en marcha una reforma educativa donde se insta a reducir la repetición y convertirla en algo excepcional, que sólo puede hacerse si se deciden entre todos los profesores de un alumno.

Lo que hace el Gobierno es abaratar el paso de curso quitando los exámenes extraordinarios y permitiendo promocionar con suspensos. Es una farsa: como pasan de nivel parece que saben más, pero el problema se enquista a largo plazo, lo que a la larga creará más desigualdad. No parece que hacer la política del avestruz y obviar los problemas como se arreglan los problemas. Es más, con esta política se acrecientan los fracasos escolares