España es de los países de la Unión Europea que menos ayudas dedica a la familia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En comparación con otros países del continente, España se encuentra a la cola en ayudas a la maternidad.

Uno de cada tres países de la Unión Europea tiene un ministerio de la familia. Sin embargo, España no es uno de ellos. Según el informe de Evolución de la Familia en España en 2021, del Instituto de Política Familiar (IPF), la media europea del PIB destinado por cada país a la familia es del 2,2 %, mientras que en España tan solo se le dedica un 1,3 %, colocándose como uno de los países del continente que menos ayudas monetarias les otorga. De cada 18 € que España dedica a gastos sociales, solo 1 euro se dedica a la familia.

España es el cuarto país del mundo con peor índice de fecundidad, según el mismo informe; y a nivel europeo, Malta y España son los países comunitarios con peor tasa de natalidad. Las ayudas ofrecidas por el Gobierno, aunque tienen como objetivo el fomento de la natalidad, tampoco ayudan mucho, si bien algunas comunidades autónomas tienen medidas propias. En comparación con otros países del continente, España se encuentra a la cola en ayudas a la maternidad.

PRESTACIONES

La ayuda por hijo o menor a cargo, que antes consistía en un subsidio independiente, desde mayo de 2020 se integra dentro del Ingreso Mínimo Vital. El límite de renta para pedirlo está en 23.648 € con un hijo y 37.218 € con dos, y de esto mismo depende la cantidad abonada. No obstante, el IMV se ha concedido en la actualidad a 800.000 personas, cerca de la tercera parte de los beneficiarios previstos por el Gobierno, que era 2.300.000 personas. De todas las solicitudes presentadas, deniegan el 75 % de las solicitudes, esto es, solamente una de cada cuatro ha sido aprobada,

A parte de estas exiguas prestaciones, para 2022 el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, ha anunciado una ayuda complementaria de 100 € mensuales por nacimiento y cuidado de los hijos en familias vulnerables, para todas aquellas personas que perciban el ingreso mínimo o que tenga una renta baja y un hijo menor de 18 años.

En casos de nacimiento o adopciones en familias numerosas, monoparentales o con progenitores con discapacidad igual o superior al 65 %, existe una ayuda de 1000 € de un único pago anual, siempre que no se rebase el límite máximo de ingresos establecidos por la Seguridad Social. Sin embargo, cuando el parto o la adopción es múltiple se otorga un pago único anual cuya cantidad se calcula multiplicando por cuatro, por ocho o por doce –dependiendo del número de hijos– el salario mínimo interprofesional del año en curso.

Deducciones y no más ayudas

Estas son todas las ayudas monetarias que reciben las familias en España, aunque también se pueden aplicar deducciones en la Declaración de la Renta por ser familia numerosa –de entre 1.200 a 2.400 euros–, o cambiarlo por un bono mensual por anticipado a razón de entre 100 y 200 € dependiendo de los casos. Las madres trabajadoras también pueden deducirse hasta 1.200 € en el IRPF hasta que el niño cumpla los tres años.

Pueden descargarse el informe de Evolución de la Familia en España en 2021, del Instituto de Política Familiar (IPF) aquí: