España eleva al 11% su dependencia del gas ruso en plena amenaza por la guerra en Ucrania

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La situación estratégica de España con respecto al gas es más complicada. Si antes dependíamos mayoritariamente de Argelia ahora además hemos aumentado nuestra dependencia con Rusia.
En efecto, España ha elevado al 10,9% su dependencia del gas ruso en diciembre, en plena amenaza de que una invasión por parte de Rusia sobre Ucrania pudiera desatar una guerra entre estos dos países con el apoyo de la OTAN y España a Kiev. Esto haría que el suministro de gas se pudiera ver afectado.
De acuerdo con los datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), la institución encargada de garantizar el suministro de gas en España, las comercializadoras nacionales compraron en diciembre 4.195 GWh de gas ruso, un 157% más que diciembre de 2020 y un 17% más que en noviembre de 2021.  Es el 10,9% de los 38.572 GWh que importaron en diciembre las comercializadoras instaladas en España.

Rusia ya es el cuarto país suministrador

Las cifras de importación de gas ruso suponen uno de los máximos dentro de la estructura de importación de este tipo de energía. En el conjunto del año el peso del gas ruso se sitúa en el 8,9% y la cantidad de GWh importados se ha reducido en todo 2021 un 2,8%. Esto hace especialmente extraordinaria la dependencia del gas ruso en diciembre. Rusia se ha ratificado en diciembre como el cuarto mercado importador para España tras Argelia (26%), Estados Unidos (24,7%) y Nigeria (17%).

Causas

Las comercializadoras han tenido que incrementar las compras de gas ruso después de que desde noviembre el gasoducto del Magreb, que suministraba el 20% del gas que se consume en España a través de Marruecos, fuese cerrado por el Gobierno de Argelia por sus diferencias políticas con el reino alauí. La consecuencia es que, en diciembre, el gas importado desde Argelia se ha reducido en un 22,8% en total al quedar ya sólo operativo el gasoducto Medgaz -las compras por barco han crecido un 323% pero decrecen las de gasoducto-.

Reservas de gas

El Gobierno ha descartado con rotundidad cualquier riesgo de cortes de suministro de gas o de electricidad. Sin embargo, las reservas de gas están en estos momentos de España se encuentran por debajo del 60%, muy alejado del 80% de hace un año. Además, la falta de lluvia está provocando que el gas sea la principal fuente de energía para la generación de electricidad en España, según los datos diarios de Red Eléctrica.

Por otra parte, la guerra de Rusia con Ucrania-Otan dispararía aún más los costes energéticos y lastraría la recuperación económica española. En efecto, España no sufrirá una falta de suministro de gas ruso pese a la crisis con Ucrania, pero sí será víctima colateral del incremento de los precios energéticos si la guerra estalla. Una agresión rusa en territorio ucraniano conllevaría «serias consecuencias económicas» para Moscú, ha advertido el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y pondría a Europa en un aprieto energético, lo que dispararía el precio del gas y, en consecuencia, repercutiría en la recuperación económica española pese a que su dependencia de Rusia sea reducida.

(Con información de OK Diario)