El sablazo a las pensiones que prepara Escrivá las reducirá hasta un 15%

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Gobierno socialcomunista de Sánchez sigue con su objetivo de empobrecer a los españoles. En esta ocasión le tocará a los pensionistas. El aumento de la edad de cómputo de 25 a 35 años prometido a Bruselas por el Gobierno producirá un notable ajuste en las pensiones que perderán hasta un 15% en sus ya reducidas cuantías. 

El sistema de pensiones público se encuentra en tela de juicio de forma habitual. Las pensiones suponen un gasto que supera el 11% del producto interior bruto (PIB),y el Gobierno planea introducir algunos cambios para reducir la cuantía de las prestaciones. La última propuesta pasa por aumentar los años de cotización para calcular las pensiones de 25 años a 35, lo que supondrá un ‘recorte’ a las nuevas pensiones en casi la totalidad de los casos.

Aunque el ministro José Luis Escrivá niega que se vayan a reducir las pensiones la realidad es otra ya que a raíz del aumento del periodo de cálculo, que pasará de 25 a 35 años que es lo pactado por el gobierno de Pedro Sánchez con la Comisión Europea.
Escrivá se ha colocado así en una posición imposible. Por un lado, plantea ante Bruselas un ajuste de las pensiones basado en aumentar el periodo de cálculo y, por otro lado, defiende que esto no supondrá un descenso generalizado de las pensiones.
Reducción de, al menos, el 5,5% en las pensiones
En este caso, y en caso de aplicarse un cambio de este tipo, la pensión media experimentaría una reducción del 5,5%. Este porcentaje, que se desprende de las simulaciones y estudios que ha realizado el gabinete de coalición conformado por PSOE y Podemos, podría quedarse corto, puesto que los informes sobre esta cuestión realizados por distintas Universidades y expertos señalan que el descenso sería aún mayor de lo que plantea el Ejecutivo en sus documentos de trabajo.

La realidad: Reducción entre un 7,5% y un 15%

Para ser precisos, el estudio elaborado por las universidades estima que los trabajadores que coticen un mayor número de años sufrirán un descenso medio del 7,5%mientras que las carreras laborales más cortas enfrentarán una reducción media del 15%. En el caso de los autónomos, la caída estimada sería del 10%. Hablamos, pues, que la paga media de un jubilado caería en casi 1.500 euros anuales.

Reacción de los sindicatos

Los sindicatos también han entrado en este debate. Tanto CCOO como UGT han emitido un comunicado conjunto en el que cargan contra el gobierno de PSOE y Podemos, al que acusan de tener «una capacidad sin límite para complicar los procesos de negociación» y de mantener una postura «incomprensible» sobre esta cuestión.