El presidente de la República de Chequia vetará la ley del «matrimonio» civil si la aprueba el parlamento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

«Una familia es una unión entre un hombre y una mujer. Y punto»

El presidente de la República de Chequia, Milos Zeman, ha dicho que está dispuesto a vetar, si es aprobada por el parlamento checo, la propuesta de ley que daría a las parejas del mismo sexo del país el derecho a celebrar bodas civiles.

El proyecto de ley, elaborado por diputados de todo el espectro político, se presentó el martes en la Cámara Baja del Parlamento checo, pero no se ha fijado una fecha para el inicio de su debate.

El proyecto cuenta con la firme oposición de los democristianos, miembros de la coalición de cinco partidos que gobierna el país, y de la oposición de Libertad y Democracia Directa

El presidente la vetará

«Me gustaría anunciar que si realmente recibo una ley así para firmarla, la vetaré», dijo Zeman el martes tras reunirse con su homóloga húngara Katalin Novak.

Zeman, que es ateo, señaló que el Estado checo ya permite las uniones civiles de parejas del mismo sexo, «pero una familia es una unión entre un hombre y una mujer. Y punto».

Un buen número de diputados de la cámara baja quiere que se pueda anular el veto presidencial. La presidencia checa es un cargo principalmente ceremonial.

El Parlamento ya empezó a debatir una legislación similar en 2018, pero no la votó antes de las elecciones generales del año pasado y tuvo que ser presentada de nuevo.

Ya hay uniones de homosexuales

En la República Checa, el Parlamento aprobó en 2006 una ley que permite a las parejas del mismo sexo vivir en una unión registrada oficialmente y tener derechos de herencia y asistencia sanitaria similares a los que disfrutan las parejas casadas heterosexuales.

(Con información de Abcnews/InfoCatólica)

Únete a nuestro canal de Telegram de Adelante España para recibir diariamente las últimas noticias haciendo click aquí