El juez que pide imputar a Pablo Iglesias denuncia amenazas de muerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El magistrado de la Audiencia Nacional  Manuel García Castellón ha puesto en conocimiento de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional que ha recibido «amenazas de muerte» en redes sociales contra su persona tras haber instado al Tribunal Supremo a que investigue al vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por tres delitos cometidos en el caso Dina-Iglesias.

La campaña de desprestigio iniciada desde círculos de podemos contra el magistrado que ha apuntalado los tres posibles delitos de Pablo Iglesias ha ido un paso más allá. Del descrédito que han tratado de sembrar en redes sociales contra el juez de la Audiencia Nacional se ha pasado, directamente, a amenazas de muerte.

Así lo ha denunciado el propio magistrado ante la Comisaría de Información de la Policía Nacional, que ya estaría investigando la procedencia de dichas amenazas. Según fuentes policiales consultadas por OKDIARIO, estas amenazas y episodios de acoso los viene sufriendo desde hace tiempo, pero se han intensificado en los últimos días con motivo de la decisión judicial que ha tomado respecto a Pablo Iglesias.

Desde que García-Castellón elevó al Supremo una exposición razonada de motivos por los que imputar hasta tres delitos al vicepresidente Iglesias, el acoso y amenazas contra el magistrado han ido a más.

Según ha denunciado ante los agentes de Policía, el instructor ve muchas semejanzas el modus operandi de los acosadores que le han puesto en la diana esta semana con los que le relato y describió el ex coordinador jurídico de Podemos, José Manuel Calvente, en su declaración como testigo en el caso Dina-Iglesias.

La ‘kale borroka’ podemita

No es la primera vez que ocurre ni que se denuncia un acoso semejante. El ex coordinador jurídico de Podemos, José Manuel Calvente, reveló en su declaración ante el juez Manuel García-Castellón que «Podemos tiene a sueldo a un equipo», conocido como «las guerrillas de Podemos», que tiene el único objetivo de «cargarse a todos los jueces y a todas las personas» que son críticos con la formación morada.

Llegado el final del interrogatorio a Calvente, tras más de tres horas explicando cómo urdió Pablo Iglesias un plan para convertirse en víctima del supuesto robo del teléfono móvil de su ex asesora Dina Bousselham, el instructor le preguntó a Calvente sobre las coacciones que ha recibido por parte de miembros de Podemos.

En ese momento Calvente rompió a llorar. Los presentes en la Sala guardaron silencio. Calvente confesó que estaba siendo víctima de amenazas, muy similares a las que ahora denuncia el magistrado García-Castellón. Él, su mujer, su hija y sus padres. «Temo que algún radical pase de las amenazas a lo físico», confesó con un nudo en la garganta.

«No sabes la que te espera»

En la declaración de Calvente, el ex abogado de Podemos explicó que recibe insultos constantes a través de la red social Facebook pero –añadió– «esos tienen fácil solución: denuncias al usuario y queda bloqueado». Sin embargo, advirtió que tiene miedo a que haya una persona que transforme su ira en una «reacción física». «Porque hay mucha ‘Kale Borroka’ en Podemos», aseguró.

Según constató, miembros de la formación presionaron al letrado para que no desvelase las artimañas utilizadas por los de Iglesias en el montaje de un caso judicial utilizado para frenar la sangría de votos en las elecciones generales de abril de 2019. Calvente recibió mensajes en los que le advertían: «Si declaras no sabes la que te espera, te van a machacar, te van a hacer la vida imposible y te vas a arrepentir de haber hablado».

(OK Diario)