El Gobierno eleva la desinformación a la categoría de «amenaza» para la seguridad del Estado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Gobierno ha sacado adelante la nueva Ley de Seguridad Nacional, texto que no se revisa desde 2017. La nueva ley eleva un término tan ambiguo como la «desinformación» a la categoría de ‘potencial amenaza’

El Gobierno de coalición social comunista acaba de aprobar  en el Consejo de Ministros la Estrategia de Seguridad Nacional 2021, texto que se suele revisar cada cinco años: la última vez fue en el 2017. Esta revisión se ha adelantado unos meses con el pretexto «de la experiencia de la gestión de la pandemia».

En líneas generales, el texto recoge los mismos peligros que se fijaban en el texto anterior, aunque se han introducido destacables novedades. Por ejemplo se ha elevado a nivel de amenaza las «campañas de desinformación» que el Gobierno eleva al nivel de «amenaza» para la seguridad del Estado o las provisiones ante otra posible pandemia o se constata la complicación del escenario geopolítico mundial con las tensiones crecientes en Estados Unidos y China.. 

La desinformación es considerada una amenaza para la seguridad del Estado

Sobre la cuestión de la desinformación, el Gobierno de Sánchez eleva este concepto a una amenaza similar a las ya tradicionales para cualquier estado (conflictos, terrorismo, crimen organizado, espionaje o inmigración ilegal) y las introducidas en los últimos tiempos (cambio climático, inestabilidad económica, ciberseguridad). Así, «las pandemias, el cambio climático, los ciberataques o las crisis financieras son todos riesgos y amenazas complejas, a menudo interconectadas, que pueden desencadenar crisis en cascada», resume el documento.

En 2017, durante el Gobierno de Mariano Rajoy, ya se hizo alguna referencia al concepto de desinformación, pero en este momento se definió como un desafío dentro de la «transformación de la seguridad global». Ahora, la ‘desinformación’ se eleva al punto de tener «potencial peligrosidad».

Información Vs Fake News

En los matices de esta medida se incluye una diferencia entre ‘desinformación’ y fake news, señalando que las campañas de ‘desinformación’ suponen un peligro para la seguridad nacional y las ‘fakes news’ o informaciones erróneas lo que buscan es distorsionar la realidad. «Las campañas tienen clara repercusión en la Seguridad Nacional y deben diferenciarse de otros factores como la información falsa –fake news– o información errónea –misinformation-. Las campañas de desinformación no contienen necesariamente noticias falsas, sino que pretenden distorsionar la realidad mediante contenido manipulado».

Pero lo más peligroso es que ya aparece en un documento oficial la categoría de un término tan ambiguo y confuso como «fake news». ¿Quién define lo que es «fake news»? ¿El poder? ¿Lo que diga el poder es lo bueno y los que piensen y digan lo contrario serán perseguidos?