El ministro Garzón fiel seguidor de la agenda 2030: insta a los españoles que no coman carne

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Que el comunismo español se ha aliado con los globalistas es una realidad constatable. No solo es que el secretario general del Partido Comunista sea el secretario de Estado para la Agenda 2030, es que, además, el ministro de Consumo el también comunista Alberto Garzón es un fanático promotor de la agenda 2030. Y en esta ocasión, Garzón está haciendo campaña para que los españoles no comamos carne

Para Garzón comer carne es sinónimo de apocalipsis para España

En efecto, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, cree que si los españoles no comen menos carne, el impacto de esa industria en el cambio climático “sería el final” para España, según lo comentó durante una entrevista concedida a The Guardian.

“La gente aquí conoce el papel que juegan los gases de efecto invernadero en el cambio climático, pero tienden a vincularlo con los automóviles y el transporte”, explicó. “Fue solo muy recientemente que todos comenzaron a observar el impacto de la cadena de consumo animal y, especialmente, el impacto de la carne de res”, añadió, señalando que durante mucho tiempo ha sido un tema tabú en el país ibérico.

En este sentido, el político y economista español asegura al respecto que, si no se toman cartas en el asunto, su nación se enfrentará a una triple crisis: la pérdida de biodiversidad, la contaminación y el cambio climático.

Comer mucha menos carne

“Sería el final para un país como España”, lamentó el ministro comunista, considerando que la nación se encuentra en la cuenca mediterránea donde la desertificación es un “problema muy grave”, sobre todo porque depende del turismo. “Visitar un desierto no es tan atractivo como visitar la Costa del Sol”, argumentó.

El medio de Reino Unido entrevistó al político comunista de Izquierda Unida, quien seguía defendiendo la reducción de la ingesta de carne. “Otros países están bastante avanzados, pero en España es un tabú. Alemania, Reino Unido o Francia están muy por delante de nosotros en esto.

Por ello, Garzón instó a los españoles a comer mucha menos carne y pidió que, por el bien de su salud y la del medioambiente, se aseguren de que los productos que consuman sean de buena calidad y el resultado de la ganadería extensiva.

Insulta a los españoles que comen carne

Por último, comentó que piensa que una parte de la sociedad de España, especialmente las mujeres, ya está preparada para cambiar su dieta alimenticia con esta finalidad. En contraste, señaló, algunos hombres se oponen a ello porque consideran que al comer menos carne “su masculinidad se vería afectada”.

Incoherencia o tomadura de pelo del ministro comunista

Una proposición que dio mucho que hablar y recibió fuertes burlas, sobre todo porque poco después, salió a la luz el menú de boda del ministro donde no faltaba el solomillo de ternera a la brasa o el carpaccio de ternera entre otros. Y es que la élite globalista quiere que no comamos carne para ellos darle a los chuletones. ¡Cómo recuerda a los dirigentes del Partido Comunista de cualquier dictadura comunista!