Astrid Stuckelberger, experta en pandemias y ex OMS: las vacunas son “un experimento”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Astrid Stuckelberger tiene 30 años de experiencia como investigadora. En los años 2009-13 estuvo vinculada a la OMS, con las pandemias como su especialidad. Ha publicado 180 publicaciones científicas y 12 libros.

En una entrevista con un medio noruego , Stuckelberger dijo estar preocupada porque las inyecciones no son vacunas, “sino un experimento biotecnológico y sintético”. Debido a que contiene modificaciones genéticas, como los Organismos Genéticamente Modificados (OGM), las personas deberían haber sido informadas sobre el contenido de la llamada vacuna. “Lo peligroso de la ‘vacuna’ es que desencadena una infección. No creo que el problema sea la proteína de pico, sino que la vacuna contiene grafeno. Es mortal y ahora tenemos estadísticas y lo sabemos»

La OMS

Stuckelberger también subrayó que la “OMS no es la misma organización que antes”. Hubo un cambio en 2016, explicó. «Fue especial: organizaciones como GAVI, la Alianza Mundial para la Inmunización por Vacunas dirigida por Bill Gates, llegaron a la OMS en 2006 con mucha financiación. Desde entonces, la OMS se ha convertido en un nuevo tipo de organización internacional. GAVI ganó cada vez más influencia, y total inmunidad, más que los diplomáticos en la ONU. GAVI puede hacer exactamente lo que quiere, la policía no puede hacer nada».

La OMS se sometió a una auditoría en 2014 y después de eso, se convirtió más en una empresa con países como sus subsidiarias.

“Cuando trabajé con relaciones internacionales de la OMS en 2013, vi que GAVI entraba cada vez más. GAVI presentó un plan de acción global para la vacunación entre 2012 y 2020. Es decir, ocho años donde GAVI lo tenía todo en sus manos. Bill Gates se encargó de la vacunación, se hizo cargo de todo».

La OMS ejerce un poder enorme sobre los países, dijo. “Antes, todos los países eran libres. Pero ahora, cuando hago entrevistas en todo el mundo, veo que cada país es parte de una ‘empresa de la OMS’. La OMS ya no es una organización miembro democrática, como la ONU. Los diversos gobiernos forman la base de la «empresa». Lógicamente está de acuerdo con lo que está sucediendo ahora, ya que las ‘empresas’ quieren dinero, negocios y controlar a las personas. Es como esclavitud. Los impuestos que pagamos, van a los gobiernos que están sujetos a ‘la empresa’. Bajo las organizaciones multinacionales, como GAVI».

Contrato entre GAVI, el Fondo Económico Mundial y la OMS

“GAVI, el Banco Mundial y la OMS celebraron un contrato llamado IFFM: Facilidad Internacional de Financiamiento para la Inmunización. Nuestros países, nuestra gente, pagan a la OMS, el Banco Mundial y GAVI para que lleven a cabo sus programas de inmunización. Lo que significa vacunar a toda la población. Cuando ves el plan de GAVI, ves que de 2012 a 2020 han tenido esto como meta. Pero luego no funcionó, tuvieron que crear una pandemia».

También dijo que la pandemia estaba ciertamente planeada. «Puedes ver esto en todos los documentos. Todos pueden analizarlos, están a la vista, justo frente a nuestros ojos».

Señaló una investigación del profesor John Ioannidis en la Universidad de Stanford que muestra que la mortalidad en 2020 no fue más alta en comparación con otros años. «Es una mentira y no una pandemia. La OMS acepta que la mortalidad no es mayor, pero no ha declarado que la ‘pandemia’ haya terminado», agregó.

Stuckelberger dijo que no se veía a sí misma como una denunciante, sino como una experta en salud pública, medicina y ciencia. Pero los secuaces de Gates ahora le han declarado la guerra.

Perseguida

«Las universidades de Ginebra y Lausana han detenido todos mis cursos. Estoy en juicio, me están atacando. Quieren revocar mi licencia médica, están tratando de decir que no soy competente, que estoy mintiendo. Esto se aplica a todos los investigadores que dicen esto, ahora somos varios médicos que advierten de la muerte después de la vacunación. Es peligroso que los profesionales hablen de eso».

Medios de comunicación

La ex empleada de la OMS se rio con ironía del papel de los medios de comunicación en la difusión de mentiras. “Los medios los pagan las ‘empresas’ multinacionales. Yo los llamo piratas internacionales. Y los medios controlan a los gobiernos. Los medios deben independizarse, deben ayudar a la población a obtener información gratuita».

Detener las vacunas

Ella cree que la vacunación debe detenerse de inmediato. «Por el contenido de las vacunas. Después de 30 años de investigación, sé que cuando tienes uno, dos o tres estudios de caso y observas bajo un microscopio, para evidencia conceptual, entonces no necesitas hacer más investigación. Lo que ves bajo un microscopio es prueba suficiente. Cuando hasta diez expertos de todo el mundo ven lo mismo bajo el microscopio, es suficiente».

“En las vacunas ven grafeno, parásitos, metales… Por lo tanto, debemos detener la vacunación y prohibir todas las inyecciones. Aquellos que continúen deben ser procesados».

Efectos adversos de las vacunas

Según Stuckelberger, las tasas de mortalidad y los efectos secundarios que se informa representan solo del 1 al 10 por ciento de la realidad. Como informamos recientemente, hasta el 18 de diciembre EudraVigilance, la base de datos europea donde se reportan las reacciones adversas a las vacunas, había recogido; 34.337 reportes de muertes y 3.120.439 reportes de lesiones (la mitad de ellas graves) de personas que recibieron algunas de las cuatro inyecciones experimentales autorizadas en este momento dentro de los países miembros de la Unión Europea.

«Esto no es fácil de saber, porque no se realizan autopsias. Hay muchas mentiras y estafas en la ciencia y en los sistemas. La prueba de PCR es un ejemplo, el médico no puede usarla como diagnóstico. A los médicos se les paga para afirmar que las muertes se deben al Covid, basándose en una PCR que no funciona. Muy a menudo, esto sucede sin una autopsia. Dicen que la muerte se debe a Covid, incluso cuando no es así».

A los médicos se les paga para afirmar que las muertes se deben al Covid, basándose en una PCR que no funciona
“Es terrible que uno no haga investigación clínica, solo obtenga información de los hospitales. Es único en la historia de una pandemia que los datos no estén disponibles. En los Estados Unidos, se informan 17 000 muertes tras la vacunación, incluidos niños y bebés. No es ético continuar. Hasta ahora, en los Estados Unidos, el número de muertos es tres veces mayor que el total de todas las vacunas en los últimos 35 años. Se trata de cifras oficiales, sin investigación clínica ni validación. La investigación no está terminada, pero la vacunación continúa. Es horrible, realmente criminal».

Los datos del VAERS publicados el pasado 17 de diciembre por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades incluyeron un total de 965,843 reportes de eventos adversos en todos los grupos de edad después de las vacunas COVID, incluidas 20,244 muertes y 155,506 lesiones graves entre el 14 de diciembre de 2020 y el 10 de diciembre de 2021.

Stuckelberger dijo que a pesar de que ya se están poniendo infinitas dosis de las vacuna, en el fondo nunca «hubo pandemia. Fue una pandemia de PCR, propaganda, propaganda del miedo… Hay corrupción masiva y conflictos de intereses. La ciencia y los medios también son corruptos, todo el sistema está corrupto. Los profesionales se compran con intereses de propiedad en empresas de vacunas. Lo han estado pensando durante los últimos 20 años. La industria controla los medios, los médicos… Las mentiras vienen de universidades que dicen ‘sabemos ciencia’. Es único. Las universidades de Suiza venden Pfizer y Moderna».

“La gente ha sido engañada. No han visto que era propaganda. Y esas políticas y definiciones han cambiado”, concluyó.

(Con información de Alerta Digital)|