China reafirma su ‘supremacía cuántica’ tras actualizar su procesador Zuchongzhi

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La nueva versión ha realizado en 4,2 horas un cálculo tres órdenes de magnitud más difícil que el anterior. Una computadora clásica habría tardado miles de años en completarlo.

Hace apenas unos meses, a mediados de julio, China reclamó la ‘supremacía cuántica’ al conseguir que su ordenador Zuchongzhi consiguiera, en apenas 70 minutos, resolver un problema para el que el mejor de los ordenadores clásicos habría necesitado ocho años. Ahora, el mismo equipo de investigadores ha actualizado su computadora cuántica, que esta vez ha conseguido resolver en apenas 4,2 horas un cálculo que cualquier otro ordenador habría tardado miles de años en completar. Esta demostración de lo que los propios científicos han denominado ‘ventaja computacional cuántica’ se consiguió utilizando 6 qubits (bits cuánticos) más de los que utilizó el equipo de Google en 2019. Los resultados del experimento aparecen ya en el servidor de prepublicaciones arXiv.

Nuevo avance de China

Uno de los mayores desafíos de la ciencia actual, el desarrollo de las computadoras cuánticas ganó esta semana un nuevo capítulo que favorece a China. Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología (USTC) del país han creado con éxito un nuevo procesador cuántico superconductor de 62 Qubits capaz de realizar “recorridos” cuánticos utilizando una o dos partículas con alta fidelidad.

También visto en procesadores convencionales, los “recorridos” son objetos matemáticos que describen una ruta que requiere varios pasos aleatorios para completar. El estudio logró producir un dispositivo bidimensional de 8×8 capaz de lograr la computación cuántica universal, lo que significa que cualquier tarea podría realizarse de esta manera.

Potencial revolucionario

La computadora cuántica recibió el nombre de Zu Chongzhi en honor al matemático, astrónomo, escritor, político e inventor que vivió en el siglo V y que, durante 800 años, fue la persona que más se acercó al valor de pi. El equipo involucrado en el proyecto afirma que fue un importante paso adelante para llevar aplicaciones cuánticas a dispositivos con dimensiones consideradas de escala media.

La computación cuántica ha sido motivo de controversia entre instituciones de todo el mundo, que compiten por ser pioneros en tecnología. Entre los nombres destacados en el campo se encuentra Google, que en septiembre de 2019 logró la “supremacía cuántica” con Sycamore, un procesador 53 Qubit que superó el potencial de lo que es posible lograr utilizando la computación convencional.

Mientras que los procesadores tradicionales procesan la información en bits, con valores que van de 0 a 1, los dispositivos cuánticos pueden trabajar con ambos valores simultáneamente, así como con intervalos entre ellos.

El principal desafío futuro es sacar la tecnología del entorno de laboratorio y producir procesadores cuánticos con el tamaño y las capacidades térmicas similares a las CPU que alimentan computadoras de escritorio, teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos comunes.