30 mil médicos escriben a la Corte Suprema de EE.UU. oponiéndose al aborto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más de 30 mil médicos parte de la Alianza para la Medicina Democrática escribieron a la Corte Suprema de Estados Unidos respecto a los derechos de los bebés no nacidos, asegurando que son seres humanos como cualquier otro y, por ende, tienen también derecho a la vida.

Esta asociación de médicos y otros profesionales reclaman con firmeza la restauración de las protecciones legales para los bebés por nacer, al mismo tiempo que la Corte Suprema de los Estados Unidos se encuentra próxima a analizar un caso relevante sobre el aborto el día 1 de diciembre.
«En los casi 50 años transcurridos desde que la corte falló erróneamente en Roe v. Wade y Doe v. Bolton, la ciencia médica ha progresado significativamente y ha apoyado cada vez más la posición pro-vida», comunicó la alianza médica a principios de mes. «Es hora de que la ley de nuestro país se ponga al día con los avances de la ciencia médica y apoye los derechos humanos de todos nuestros pacientes».

La Alianza para la Medicina Democrática se aseguró de aclarar que los profesionales de la salud, al momento de cuidar a una embarazada, lo hacen sabiendo que están cuidando no de uno, sino de dos pacientes, puesto que no existen dudas (basadas en la ciencia) en que los fetos son un ser humano, vivo y completo, desde el momento de la concepción.

«Es hora de que aquellos de nosotros en la profesión médica defendamos con valentía las vidas de todos nuestros pacientes y exijamos que se proteja a nuestros pacientes no nacidos y que se empodere a nuestras pacientes embarazadas en lugar de mentirles», dijo la alianza.

Evidencia adicional a esto lo proporciona el hecho de que los bebés en el vientre materno pueden sentir dolor a las 12 semanas de gestación, según un artículo publicado en la revista National Review.

Las ecografías han permitido también ver con lujo de detalle las expresiones y movimientos en la cara de los bebés, proporcionando evidencia visual de que los bebes sienten dolor en el segundo trimestre cuando son expuestos a una práctica invasiva.

Añaden también que el 90% de los gineco-obstetras no están de acuerdo con realizar abortos, procesos que también pueden dañar gravemente a las madres y dejarlas altamente propensas a futuros partos prematuros, trastornos de salud mental e, incluso, la muerte.

(Con información de infocatólica)