¡Victoria provida! Oklahoma promulga ley de latidos fetales al mismo estilo de Texas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó una ley provida que prohíbe el aborto después de que se detectan los latidos del corazón de un bebé, lo que generalmente ocurre alrededor de las seis semanas de embarazo.

“Me enorgullece promulgar la ley SB 1503, la Ley de Latidos del Corazón de Oklahoma. Quiero que Oklahoma sea el estado más provida del país porque represento a los cuatro millones de habitantes de Oklahoma que en su gran mayoría quieren proteger a los no nacidos”, escribió el gobernador Sttit en sus redes sociales, el 3 de mayo.

El proyecto SB 1503 del Senado es similar a la ley de latidos del corazón de Texas y prohíbe los abortos después de la detección de un latido cardíaco, con excepción de las emergencias médicas.

Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo provida Susan B. Anthony List dijo el 3 de mayo que “a partir de este día, hasta 3800 niños por nacer y sus madres podrán estar a salvo del aborto en Oklahoma al año”

“Estamos muy agradecidos con el gobernador Stitt, la senadora Julie Daniels y todos nuestros aliados que trabajaron incansablemente para promulgar algunas de las leyes provida más protectoras de la nación”, agregó.

Oklahoma será el tercer estado en aprobar una ley de latino del corazón, después de Texas e Idaho. No obstante, en este último estado la ley ha sido suspendida mientras dure un litigio en su contra.

Semanas antes de firmar la nueva ley provida, Stitt había prumulgado el Senate Bill 612, una prohibición total del aborto, pero solo podría aplicarse –al igual que una ley similar en Texas–, si la Corte Suprema de Estados Unidos anula el histórico fallo Roe vs. Wade, que 1973 legalizó el aborto en todo el país.

(Con información de Aciprensa)