Un juez federal bloquea la ley provida «del latido» de Texas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La ley provida es la más provida de los Estados Unidos y se estima que salva la vida de hasta 200 bebes al día

Un juez federal ha bloqueado temporalmente la famosa «ley del latido», una ley que salva la vida de hasta 200 bebes al día en Texas. La ley de Texas, conocida como S.B. 8, restringe los abortos una vez que se puede detectar el latido del corazón de un niño no nacido, aproximadamente a las seis semanas de gestación.

El juez federal Robert Pitman -quien fue designado por Barack Obama durante su presidencia- tomó la decisión después de que la administración del presidente del «católico» Biden demandó al estado de Texas para que detuviera la legislación respaldada tanto por republicanos como demócratas y entró en vigencia el pasado 1 de septiembre.

En su fallo, el juez ha considerado que la ley «ha creado un mecanismo agresivo y sin precedentes para privar a sus ciudadanos de un derecho constitucional significativo y bien consagrado». Pitman ha asegurado que la ley «ha impedido ilegalmente a las mujeres ejercer control sobre sus vidas» y que su tribunal «no permitirá que esta ofensiva privación siga ni un día más».

Texas apelará la sentencia

Texas notificó inmediatamente al tribunal que tenía la intención de apelar el fallo ante el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito según recoge el diario británico The Times.
En efecto, el Estado de Texas, por su parte, presentó una declaración ante el tribunal en la que denunciaba la «retórica incendiaria» de las invectivas de la administración Biden al juez Pitman. Texas también señaló que los opositores a la ley no tienen por qué intentar estrangularla con un fallo en contra de su aplicación, ya que tienen derecho a presentar sus quejas ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.
Como la Ley no había sido invalidada por la Corte Suprema, es posible que vuelva a entrar en vigor una vez las autoridades tejanas recurran la medida del juez.
Reacción de los grupos providas
Kimberlyn Schwartz portavoz de Texas Right to Life, el grupo provida más grande del estado, acusó al juez de «doblar la ley para atender a la industria del aborto». Schwartz agregó: «Estos jueces activistas primero llegarán a su conclusión: que el aborto es un supuesto derecho constitucional y luego trabajarán al revés desde allí».
En diciembre, la Corte Suprema de Estados Unidos escuchará la apelación de Mississippi para revocar el precedente del caso Roe vs Wade en un intento por restablecer su ley que prohíbe los abortos después de 15 semanas.