El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha intervenido en la apertura del Consejo Federal del partido. En su discurso ha hecho un repaso a las razones que hay tras la concesión de los indultos a los golpistas del 1-O. Entre el público no estaban los barones más críticos con la medida de gracia, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y el presidente aragonés, Javier Lambán, que se han ausentado alegando motivos de salud. En el caso de Susana Díaz, su ausencia se debe a que ha cedido su puesto al que será su sustituto, Juan Espadas.

En el caso del castellano-manchego, su ausencia se produce después de que este viernes haya sido intervenido quirúrgicamente en una mano. Lambán se está recuperando de la intervención a la que fue sometido hace un mes, relacionada con el cáncer de colon que sufre.

De esa forma, la intervención de Sánchez ante un Ferraz entregado ha sido prácticamente un camino de rosas. Sin oposición, sin réplica, sin crítica alguna.

«Las medidas de gracia que hemos tomado no van a resolver por sí solas el conflicto de convivencia en Cataluña. Nuestra democracia restauró de manera inmediata el orden constitucional. Y ahora debemos restaurar la convivencia», ha asegurado Sánchez.

«El mensaje es rotundo, de empatía, de que queremos contar con todos, de que tenemos que unir nuestras fuerzas para dejar atrás un mal pasado y construir un buen futuro, especialmente después de dejar atrás la pandemia», ha insistido. Además, ha hecho referencia también a los «fondos europeos», que serán el «pilar» de esa reconstrucción que ha prometido a los suyos.

Sánchez inició su discurso recordando que este Comité Federal es el primero que se celebra presencialmente desde que se inició la pandemia. Lo hizo con una suerte de broma que despertó las risas entre los socialistas. «Estamos aquí por fin, ahora que está de moda reencontrarse», autocitándose con ese término del ‘reencuentro’ que tanto ha utilizado Sánchez para vender públicamente los indultos a los golpistas.

«Vencimos a ETA»

«Fuimos valientes al retirarnos de una guerra absurda a la que nos llevaron los intereses de unos pocos. Fuimos valientes cuando vencimos a ETA pese a las amenazas de unos y los reproches de otros», ha asegurado Sánchez.

El líder socialista ha repasado los «éxitos» sociales y económicos que asegura haber conseguido su partido en las últimas décadas, como la «laicidad», el «matrimonio homosexual» o la «ley LGTB».

También hizo un repaso a la pandemia, defendiendo la gestión del Gobierno. «Con empatía, haciéndonos cargo de una situación tan difícil, con cierres de negocios, con el riesgo de perder el trabajo. Echándonos el país a nuestras espaldas. Con la premisa que le dije a mis ministros, que nadie se podía quedar atrás», ha asegurado Sánchez.

El presidente ha indicado que «somos el Gobierno de los ERTEs, el que más recursos hemos entregado a las comunidades. Sin importarnos quien gobernara en ese territorio. Damos respuesta a las necesidades de la sociedad, buscando la convicción frente a aquellos que buscan la imposición». «Somos el partido de la esperanza», ha insistido.

(Pelayo Barro. OK Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *