Proetarras derriban una cruz en Lemoa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Continúa el ataque contra el cristianismo
El pasado lunes 11 de octubre, de madrugada, el grupo proetarra llamado Ernai, las juventudes de Sortu, derribó la cruz a los caídos situada en el monte Gantzabal en Lemoa (Vizcaya). Este grupo se define a si mismo como “una organización juvenil revolucionaria de la Izquierda Abertzale cuyo objetivo es conseguir un País Vasco joven, libre, socialista, feminista, ecológico y vascoparlante”.

Los propios proetarras han compartido en sus redes sociales el momento en que acuden de noche al monte para derribar la cruz, jactándose del hecho como si de una proeza se tratara. Según se puede ver en el vídeo, varios jóvenes accedieron de noche hasta las cercanías de la cruz y utilizaron martillos neumáticos, rotaflex y poleas para socavar la base del monumento y derribar la cruz.

Ernai, las juventudes de Sortu, han colgado un vídeo en las redes sociales en las que se ve como integrantes de la organización derribaban esta madrugada la cruz que coronaba hasta entonces Peña Lemoa. Para Ernai, las juventudes del partido etarra Sortu, esta acción sirve para «decir en voz alta que no tenemos nada que celebrar, para romper con el fascismo español y el régimen del 78 y, en particular, para proclamar el País Vasco con el que soñamos y sacar los símbolos franquistas del País Vasco». La cruz, de 10 metros de altura hecha de piedra, fue levantada en honor a los caídos durante la Guerra Civil. Este ha sido el último ataque contra los símbolos religiosos y con total impunidad por parte de las autoridades.

Asimismo, Ernai denunció la festividad del 12O: «Hoy borrando símbolos franquistas del País Vasco y mañana, contra la Hispanidad, símbolo del colonialismo español, del fascismo y del régimen del 78».

cruz derribada
Cruz derribada por los proetarras

El Ayuntamiento de Lemoa acordó ya en un pleno de 2013, con los votos del PNV y de la izquierda abertzale, retirar en 2014 los símbolos franquistas de esta localidad, entre ellos la citada cruz, acuerdo que el Consistorio nunca llegó a ejecutar.