Otegi se jacta de poner a un jefe de ETA en la dirección de Sortu para «no olvidar el pasado»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

David Pla, último jefe de la banda terrorista y asesina de ETA, fue nombrado vicesecretario tercero y pieza clave dentro de Bildu

Puro maquillaje político y estratégico. La izquierda abertzale vuelve a poner en evidencia al Gobierno de coalición de PSOE y Podemos con pasos antagónicos a los supuestamente pactados con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, como la condena sin paliativos de la violencia por parte del partido que dirige Arnaldo Otegi, EH Bildu, o la eliminación de los ongietorris a los presos etarras que salen de las cárceles. Muy al contrario, incorpora a su dirección a miembros destacados de la banda terrorista, que tuvieron cargos de relevancia cuando ETA aún asesinaba. Y ahora ha dado un paso más ya que se jacta de ello al decir que es para «no olvidar el pasado».

Sortu -una de las formaciones integrantes del conglomerado Euskal Herria Bildu- apostó ayer por incluir en su Consejo Nacional al último jefe de la banda etarra, David Pla. El terrorista fue a su vez uno de los tres encapuchados que comunicó el fin de ETA el 20 de octubre de 2011 y que tuvo un papel destacado para supervisar que los presos de la banda terrorista mantuvieran la disciplina. Fue detenido en varias ocasiones, participó en intentos de diálogo con el Gobierno y cumplió condena en Francia dentro de una trayectoria que se inició en las juventudes de Jarrai y le llevó a recibir órdenes directas de exdirigentes como Txapote.

David Pla «tiene las manos manchadas de sangre» por pertenecer al comité de dirección de ETA cuando realizaron sus últimos asesinatos, entre ellos, los de los dos guardias civiles de Palma Nova.

«No olvidar el pasado»

Poner a un jefe de ETA en la dirección de Sortu es para el partido esencial para no olvidar el pasado. Así lo ha anunciado la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua. La diputada abertzale, que ha dicho desconocer la opinión de Sánchez sobre este asunto, ha manifestado que, en todo caso, «con el nombramiento de David Pla lo que tenemos que tener en cuenta es que es la mirada al futuro lo que nos tiene que llevar a dar pasos en la construcción de una convivencia democrática inclusiva en todos los terrenos, sin olvidar el pasado por supuesto, pero desde una mirada constructiva y no obstaculizadora, que solo busca el desgaste del adversario político».