Médicos de familia llaman a tratar la covid «como el resto de enfermedades»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Sobra alarmismo y falta análisis y contexto. Médicos de familia han hecho un llamamiento para recuperar ya «la vieja normalidad» y abandonar la estrategia del miedo. 

En medio de la ola de contagios de la variante ómicron, que está multiplicando los casos pero que no está teniendo, ni mucho menos,  el mismo efecto en hospitalizados, en UCIs y en muertes, médicos de familia han lanzado una propuesta para «acabar con la excepcionalidad» de la pandemia de coronavirus. Un editorial de Actualización en Medicina de Familia, el programa de formación continua de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria, propone «replantear» la forma de afrontar la pandemia ante el impacto de ómicron en la atención primaria.

Los autores rescatan la hipótesis de que ómicron «podría representar un paso en la evolución de SARS-CoV-2 hacia un coronavirus catarral» y señalan que tras la vacunación de las personas vulnerables, lo esperan ahora es que «todos nos contagiemos múltiples veces en nuestros repetidos contactos con el virus, y que este hecho vaya mejorando nuestra inmunidad tanto individual como colectiva», teniendo a nuestra disposición unas vacunas que «siguen siendo muy efectivas contra la enfermedad grave» aunque «no lo son tanto contra la infección y la enfermedad leve, especialmente con ómicron».

Contra la incidencia acumulada. Alertan contra el miedo como «estrategia comunicativa».

Ante este escenario, los médicos del Comité de redacción de la revista, que destacan que «nunca volveremos a la situación catastrófica de marzo y abril de 2020«, reclaman que se deje de «contar y reportar el número de infecciones diarias» coincidiendo con las voces que llevan tiempo reclamando que la incidencia acumulada deje de ser el dato clave para medir la pandemia. Sostienen que «no tienen ningún interés», ya que esta ola «puede haber infectado a más del 10% de la población en pocas semanas, mientras que los casos graves se han mantenido en valores relativamente bajos», y alertan contra el miedo como «estrategia comunicativa».

Tras insistir en que la llegada de ómicron «ha roto por completo la relación entre contagios, enfermos, ingresos y muertes», denuncian que «nunca antes ha existido tanta confusión entre el número de personas contagiadas, detectadas, contagiosas y enfermas»: «Sobra alarmismo y falta análisis y contexto«.

Tras recordar que «durante los próximos años habrá un número de defunciones «por o con covid que serán inevitables», avisan de que «la pandemia no acabará cuando no haya defunciones, sino cuando los medios y gobiernos les den el mismo tratamiento que al resto de causas».

La covid-19, una enfermedad más

En cuanto al nuevo tratamiento de la covid 19 en esta nueva fase de la pandemia, apuestan por un comportamiento similar al de la gripe: «diagnóstico clínico y recomendaciones generales sobre autocuidado y prevención de contagios a personas vulnerables, reservando la atención sanitaria para las personas que lo necesiten por su sintomatología o vulnerabilidad».

«Solo así podremos atender debidamente a quien de verdad lo necesite, por covid o por cualquier otra dolencia», señalan los médicos, que creen que «ni el sistema de salud ni la sociedad en su conjunto pueden permitirse continuar testando a personas asintomáticas o con síntomas leves y aislando a todos los positivos». «La covid-19 debe ser tratada como el resto de enfermedades. La inmunidad adquirida y la llegada de ómicron así lo permiten«, afirman.

(Con información de Libertad Digital)