La pobreza energética es, por desgracia, una realidad: los precios del gas y de la luz desbocados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El 13 de diciembre el precio diario llegó a 118,21 €/mWh. Nada menos que un 564,10% más caro que los 17,80 €/MWh del 13 de diciembre de 2020.
El precio del gas natural no deja de escalar y batir récords. Y es tal el crecimiento que el próximo invierno será el periodo en el que paguemos un 605% más por el precio del gas que el año pasado. Un triste record sin que el Gobierno de Sánchez haga nada para remediarlo o amortiguarlo. Pedro Sánchez no ha querido hasta ahora ni hablar del gas. Él se ha centrado en regular parches para el recibo de la luz que no han conseguido frenar ni por lo más remoto el alza de los precios. Con su dejación de funciones Pedro Sánchez ha conseguido que tanto el precio del gas como el de la luz se hayan disparado. Y es que la pobreza energética es, por desgracia, una realidad.
Record en el primer trimestre de 2022
La negociación de los contratos de gas natural para España para el primer trimestre de 2022 acaba de marcar nuevos récords. En sólo un día el precio del gas para el primer trimestre del próximo año ha saltado desde los 114,37 €/MWh fijados el martes a los 125,46 para el conjunto de esos tres meses. Los niveles de precios marcados  garantizan un invierno frío y enormemente caro. El 13 de diciembre el precio diario llegó a 118,21 €/mWh. Nada menos que un 564,10% más caro que los 17,80 €/MWh del 13 de diciembre de 2020.

unos precios un 605% más caros

Se trata del periodo de frío por definición y del momento en el que el sistema de topes de precios establecido por Pedro Sánchez desaparecerá. Y en ese momento será cuando los españoles observemos unos precios un 605% más caros que la banda de precios del pasado diciembre de 2020.

Este pasado miércoles, el precio diario llegaba a los 129,50 euros. Los contratos para enero se cerraban el pasado martes en 118,80; los de febrero en 116,70; y los de todo el I trimestre de 2022 en 114,37%. Y en sólo un día esa banda de precios trimestral ha escalado hasta superar la barrera psicológica del 600% de incremento. Ya son un 605% más caros esos precios trimestrales para 2022 de lo que fueron aquellos niveles de diciembre de 2020.