Borja Cardelús: Los españoles fueron los verdaderos libertadores de América y debemos estar orgullosos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

«No solo debemos estar orgullosos nosotros sino también los hispanos que llegara una nación como España con su espíritu cristiano, evangelizador, humanitario. Porque si no hubiera sido por España, si hubiera llegado Inglaterra, hubieran sido exterminados. Si hubiera llegado Holanda también hubieran sido exterminados. Si hubiera llegado Portugal hubieran sido todos esclavizados, como hizo Portugal en Brasil, en los sitios que estuvo.  Si hubiera llegado Francia, los indios hubieran sido alcoholizados como ocurrió en las zonas del norte de América donde estuvo Francia» ha señalado el escritor hispanista Borja Cardelús en una entrevista al canal de You Tube Alto y Claro Tv. Y continua, «fue una bendición, una providencia para los nativos y, por consiguiente, para los criollos que llegara una nación como España con su espíritu cristiano, evangelizador, humanitario, protector de los indios, que no quería realmente aprovecharse, que no veía a América como un botín, sino un sitio para extender la religión, para extender el Occidente, para incorporar a América a Occidente y, en definitiva, para hacer una prolongación de la propia España. Por eso no se debe pedir perdón. Y yo creo que quien realmente tiene que pedir perdón son aquellos que están atacando en estos momentos a España, empezando por algunos presidentes de las repúblicas, que más les valiera mirar hacia adentro, mirar lo que ha ocurrido, lo que ha ocurrido con América desde la independencia, en los dos siglos que llevamos de independencia. Ahí está el verdadero problema. Esa cortina de humo que arrojan sobre la conquista es para ocultar sus propios males.

Además, Borja Cardelús ha señalado en dicha entrevista:

  • La América Hispánica es la que comienza en 1492 y termina con las independencias. Son 3 siglos. Mucha gente se cree que la obra de España terminó con la conquista, o sea, una cosa muy rápida y luego la independencia. No. Estuvo 300 años en el Nuevo Mundo. Y eso dio mucho de sí. Dio para crear una civilización nueva, que es la Civilización Hispánica. Para crear una civilización hace falta gente, hace falta un mestizaje. Hace falta que se mezclen los genes de una tierra y de otra. Y eso es lo que hizo España. Mezclar sus genes con las gentes de América. Y eso ha dado como fruto una civilización híbrida, mestiza, que no solamente es biológica, sino que también es cultural. Y eso es lo que comparte España con América.
  • La Civilización Hispánica está viva y estará vivo eternamente, porque los genes son eternos, son indefinidos. Y los genes culturales, los genes biológicos, incluyen, engloban a 600 millones de personas que viven en España, en Iberoamérica y en los Estados Unidos. Y entonces esa carga genética cultural es inextinguible porque se transmite de generación en generación. Y por más que todos los elementos exteriores, la carcasa, se pueda sustituir, eso, eso, que ha quedado impreso, impregnado en las gentes a uno y a otro lado del Atlántico no se puede extinguir. Por eso, la Civilización Hispánica siempre será vigente, siempre será actual.
  • La huella es inmensa. La huella más importante que dejó España en Estados Unidos es, precisamente, la supervivencia de las razas indias. Efectivamente, cuando llegan España e Inglaterra hay un millón de indios. Y cuando salen, quedan la mitad. Quedan 500.000. Y todos ellos en las áreas españolas, al oeste del Misisipi. En las áreas inglesas no queda ningún indio porque la política de uno y otro fue completamente distinta. Al inglés, a Inglaterra no le interesó el indio. No le interesó ni siquiera como fuerza de trabajo. Ni siquiera sexualmente. Pero sí le interesó una cosa: sus tierras. Sus tierras sí le interesaron. Entonces se apropió de ellas. Y al apropiarse de ellas, los indios protestaban de una manera violenta. Y eran exterminados. Eso es lo que ocurrió en el Este. Mientras que, en el Oeste, y en Florida también, España aplicó una política distinta, que era cuidar del indio. Era, proteger al indio según el mandato de Isabel La Católica que los declaraba súbditos como a los demás españoles. Y los protegió, sobre todo, no solo con las Leyes de India, sino a través de las misiones.
  • Gracias a las misiones han sobrevivido las razas indias en los Estados Unidos. Todos los indios que hay en Estados Unidos son descendientes de aquellos que fueron protegidos, enseñados, adiestrados, por las misiones españolas. Pues hubiera pasado lo que ocurrió en el Este de los Estados Unidos, que no quedarían indios. Hubieran sido extinguidos, porque se hubieran apoderado de sus tierras, y hubieran sido exterminados.
  • Los españoles no fueron «conquistadores», ni mucho menos «genocidas». Fueron “libertadores”. Los verdaderos libertadores de América fueron ellos. Fueron los Cortés, los Pizarro, los Valdivia, los Jiménez de Quesada. Ellos fueron los que libertaron a una América que estaba oprimida, esclavizada, maltratada, por las tiranías aztecas e incas. Terribles tiranías. Tiranías caníbales en algunos casos. Tiranías opresoras en otros, como en el caso inca. En el mundo inca, por ejemplo, la carga fiscal que padecían los súbditos andinos, -porque los incas eran un pequeño núcleo que gobernaba a Sudamérica. Los demás eran pueblos andinos-, pues la carga fiscal que pesaba sobre ellos era del 66% de su trabajo. Eran terribles. Entonces, realmente, lo que hicieron los conquistadores españoles fue libertar a esas naciones. Y por eso muchos se unieron a Cortés -los tlaxcaltecas-, o a Francisco Pizarro las tribus andinas se unieron a él en su defensa contra esas tiranías.
  • En un continente, en un territorio que estaba sumamente cómodo con España, porque no esclavizaba, porque no oprimía, porque protegía a todos, porque se podía andar de un extremo a otro del imperio sin ningún problema, se fragmenta el territorio en 20 repúblicas irrelevantes -algunas tan irrelevantes como las centroamericanas-.
  • Y lo que hace es ponerlo al servicio de Inglaterra, y de los intereses, -esta vez sí mercantiles, económicos-, de una nación absolutamente depredadora como Inglaterra. Y lo que ha ocurrido, desde entonces, ha sido una alianza pavorosa, perversa, desde las independencias, entre las compañías inglesas, las oligarquías criollas, y los políticos locales corruptos.
  • Durante 2 siglos, la alianza de esos tres estamentos va a producir el saqueo, el despojo, el desvalijamiento de los recursos naturales de América hasta hoy. Pero lo cómodo es echar la culpa a la conquista, a los conquistadores, al genocidio, a la plata, etc. No. El verdadero saqueo, y no solo el saqueo, sino que, desde el momento de las independencias, la América Hispánica, tranquila, estable, próspera, entra en una UCI social, económica y política.
  • Con esa fragmentación se produce caudillismos. Y América se envuelve en toda clase de conflictos políticos internos, guerras civiles, guerrillas, aprovechamiento a ultranza de los recursos minerales por Inglaterra primero, por Estados Unidos después, violencia, corrupción, narcotráfico, destrucción de la naturaleza, destrucción de las selvas, destrucción de los suelos…Eso es lo que ocurre. España deja una América intacta. Intacta en lo ecológico, en lo territorial, unida por la religión, por la cultura, por la lengua. La deja intacta. Y en los recursos naturales también la deja intacto. Y también intacta en cuanto a las razas indias que ahí viven. Dos siglos después el panorama es desolador.

Por su interés reproducimos en su integridad la entrevista del canal Alto y Claro Tv al escritor Borja Cardelús