La inversión extranjera se desploma en 21.000 millones con Pedro Sánchez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La inversión extranjera en España se ha desplomado desde que Pedro Sánchez llegó al poder, en junio de 2018, tras sacar adelante con el apoyo del PNV una moción de censura contra el entonces presidente, Mariano Rajoy. En el primer semestre de 2020, España ha recibido una inversión foránea total de 7.292,8 millones de euros, inferior a los 11.688 millones del primer semestre de 2019 y los 28.046 millones de los primeros seis meses de 2018, justo antes de que Sánchez formara su primer Gobierno.

La evolución semestral es negativa desde que Sánchez alcanzó el poder, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, registrando hasta junio de 2020 un empeoramiento de casi 21.000 millones de euros. La incidencia del coronavirus ha agudizado esta evolución: la cifra de inversiones extranjeras del primer semestre es la peor desde 2014, cuando todavía España estaba atravesando la crisis económica anterior.

A partir de ahí, la apuesta inversora extranjera ha ido incrementándose en línea con la mejora de la economía española, marcando un récord en el primer semestre de 2018. Hay que tener en cuenta que las decisiones de inversión se toman con meses de antelación. Ahora la tendencia se ha dado la vuelta y acumula dos años de descensos, apuntando a una falta de confianza de los mercados hacia la economía española -pese a que en el segundo trimestre se registra una ligera subida respecto al segundo trimestre de 2019-.

Pero no se trata sólo de una cuestión del coronavirus. En el conjunto del año 2019, sin rastro de la pandemia, la inversión extranjera ya cayó respecto a 2018 -gobernada medio año por el PP y otro medio por el PSOE- en 26.700 millones. En 2019 se registraron unas inversiones de 23.130 millones de euros, la peor cifra desde 2014.

Por países, Suiza, Luxemburgo y Francia lideran las inversiones en España en este primer semestre de 2020, seguidos de Reino Unido y Japón.

Los inversores huyen

Diferentes instituciones y economistas han ido alertando durante las últimas semanas y meses en la equivocada estrategia económica del Gobierno de Sánchez y Pablo Iglesias. Las reiteradas declaraciones públicas anunciando incrementos de los impuestos a las empresas, la creación de tasas nuevas para el sector bancario -tasa Tobin- y para las ‘telecos’ -tasa Google-, o las críticas a los ‘ricos’ desde los ministros de Podemos, junto a la constante amenaza de derogar la reforma laboral aprobada por el PP en 2021, han expulsado a los inversores.

Sin inversión extranjera las opciones para salir de la crisis actual son menores. Los rebrotes de la pandemia han golpeado al turismo y al comercio, claves en la economía española, lo que unido a la evolución de la inversión foránea apunta a que la economía nacional va a sufrir más que el resto de los países europeos y occidentales.

Los datos en este sentido se acumulan. La Bolsa española es la que más cae de Europa desde marzo, un 35% en total, cifra a la que hay que sumar la de este lunes, un 3,4%, lo que ha dejado el Ibex 35 por debajo de los 6.700 puntos. Además, el Indice de actividad económica de la OCDE de agosto sitúa a España a la cola de la recuperación mundial tras la debacle del segundo trimestre del año por el coronavirus. También el Banco de España ha empeorado su previsión de PIB para 2020. Mientras, el Gobierno mantiene su tesis de que la recuperación será en ‘V asimétrica’.

(Carlos Ribagorda. Ok Diario)