La Asamblea Nacional francesa aprueba el pasaporte Covid destinado a «joder» a los antivacunas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La utilización de documentos falsos será castigada con tres años de cárcel y multas de 45.000 euros

El nuevo pasaporte de vacunación entrará en vigor los próximos días, entre finales de enero y primeros de febrero, y complicará mucho la vida diaria de los no vacunados , imponiendo criterios muy restrictivos y coercitivos a la libertad personal y de movimientos.

Desde el mes de julio de 2021, el Gobierno de Emmanuel Macron ha decretado y/o adoptado, tras debate parlamentario, sucesivas variantes de certificados de vacunación. Ahora, el presidente francés decidió imponer una nueva modalidad de pasaporte de vacunación, tras su aprobación parlamentaria.

La nueva y última versión del pasaporte de vacunación es mucho más coercitiva, concebida como una forma «encubierta» de obligación para los no vacunados, complicándoles o «jodiéndoles» la vida, según la terminología de Macron.

Impedirá viajar en avión, trenes y autobuses ni podrás entrar en bares, restaurantes, cines, etc.

A partir de la entrada en vigor del nuevo pasaporte, los test sanitarios serán insuficientes y no permitirán, por sí solos, la frecuentación de bares, restaurantes, teatro, cines, salas de deportes.

El nuevo pasaporte de vacunación será exigido para poder entrar en bares, restaurantes, cines, teatros, en todos los espacios donde se celebren todo tipo de actividades.

El mismo pasaporte o certificado de vacunación será exigido para viajar en avión, trenes y autobuses nacionales y regionales.

Mayores sanciones

La no presentación o presentación de un pasaporte de vacunación falso será castigada con una multa de mil euros. La utilización de pasaportes de vacunación falsos será castigada con tres años de cárcel y multas de 45.000 euros. En caso de presentación de varios documentos falsos la multa pudiera ascender a los 75.000 euros.

En Francia, una mayoría del 58-60 % de los franceses son partidarios convencidos de la vacunación voluntaria.