España como como nación y sociedad, está en quiebra demográfica: Mariano Mnez-Aedo (IPF)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

«Estamos en la mitad de nacimientos que hace 60 años. Estamos hablando, además, que de esos nacimientos, una buena parte vienen de madres extranjeras. O sea, estamos hablando que realmente estamos en un bajón de más del 60% respecto a los índices de hace 50 años. Todo eso supone un problema gravísimo. Es que estamos en una autentica quiebra demográfica.  O sea, España como proyecto, como nación, está en quiebra» ha señalado el Vicepresidente del Instituto de Política Familiar (IPF) Mariano Martínez-Aedo al canal de You Tube Alto y Claro Tv.

Además, el Vicepresidente del Instituto de Política Familiar (IPF)  ha evaluado la situación de la familia en España y ha resaltado que:

SOCIEDAD HOSTIL

Estamos en una sociedad que culturalmente es muy hostil a la familia y al matrimonio. Pero también todo eso va acompañado de un entorno hostil, tanto a nivel laboral -donde es difícil encontrar trabajos estables-; en la vivienda -donde realmente es muy complicado formar nuevos matrimonios y encontrar viviendas asequibles-; a nivel, incluso, de ayudas, porque también cuando una sociedad desprecia el matrimonio, no le presta ninguna ayuda, ningún reconocimiento, todo eso va generando una situación donde los jóvenes, en general, no se sienten llamados al matrimonio, no lo consideran una opción básica en su vida.

DÉFICIT DE NATALIDAD

Estamos hablando que en España, de media, según el CIS, las mujeres querrían tener un hijo más de los que tienen. O sea, no solo es un problema de ciertos condicionantes sino que estamos hablando de un grave problema no solo en cuanto a natalidad en sí, sino, en concreto, a los derechos de las personas que ven que no pueden formar su proyecto de vida y tener los hijos que quisieran.

RUPTURA FAMILIAR

Yo creo que la ruptura familiar es un fenómeno gravísimo en España y en muchos países del mundo. Pero lo más llamativo en España es que, además, parece como si fuera algo normal, natural, porque no se ve ninguna propuesta, no se ve ninguna alarma social, no se ve ninguna medida para intentar solucionarlo.

Hoy en día estamos hablando que las rupturas familiares son el principal problema de la familia española. Estamos hablando de que por cada 5 nuevos matrimonios, 3 se rompen. Estamos hablando de que cerca de más de 200.000 personas ven roto su proyecto vital en la vida, otros 100.000 niños casi, ven roto su familia, -estamos hablando de niños menores, solos o dependientes, cada año-amén de hijos mayores, hermanos, padres, etc. O sea, todas las familias españolas tienen algún divorciado en su casa.

Estamos hablando de algo que impacta no solo socialmente y personalmente, sino también incluso económicamente. Y ante eso no hay ninguna medida, no hay ninguna alarma, no hay ningún debate, no hay ninguna propuesta de solución.

INVERSIÓN PIRÁMIDE POBLACIONAL

Estamos envejeciendo año tras año. Nuestra edad media sube muy fuertemente. Ya tenemos, no una pirámide poblacional, sino realmente un rombo, donde los menores de 15 años son ya mucho menos que los mayores de 65. Entonces, una sociedad donde hay menos jóvenes que mayores no puede subsistir. Tiene problemas gravísimos, no solo sociales sino también económicos, políticos y de futuro.

Estamos en la mitad de nacimientos que hace 60 años. Estamos hablando, además, que de esos nacimientos, una buena parte vienen de madres extranjeras. O sea, estamos hablando que realmente estamos en un bajón de más del 60% respecto a los índices de hace 50 años. Todo eso supone un problema gravísimo. Es que estamos en una autentica quiebra demográfica.  O sea, España como proyecto, como nación, está en quiebra.

No es que mueran 5 y nazcan 4 y medio. Es que estamos viendo que este año a nivel de nacionalidad española ha habido 213.000 personas más que han muerto de las que han nacido. Y el futuro no es halagüeño. Al contrario, va siendo mucho peor. Entonces, esa quiebra demográfica requiere grandes medidas.

ABORTO:

Aquí hay varios niveles. Primero. A nivel del derecho de la persona a la vida y de la dignidad humana que eso es lo primero que tenemos que ver. Es decir, que hay 100.000 niños que han sido abortados por sus madres y por la sociedad y el Estado. No nos engañemos.

La gran mayoría de los abortos, además, se producen ante el abandono social, laboral, político y familiar, porque esas madres son abocadas muchas veces al aborto por su sociedad. Estamos viendo, además, que eso, que los grupos más desfavorecidos, más pobres, con más problemas, son los que mayor porcentaje de abortos tienen.

EUTANASIA

La ley de eutanasia es la consecuencia natural de la ley del aborto. Es decir, si la vida humana no tenía una dignidad en sí, sino que realmente solo es algo relacionado con un estándar económico, cultural, de vida, pues está claro que, si un niño puede ser abortado, pues un anciano o un enfermo puede ser eliminado por motivos muchas veces escondidos tras grandes palabras que en el fondo son egoísmo, economía, etcétera.

Lamentablemente, como vemos en otros países que ya han pasado por este camino, tras una primera ley que abre un poco la puerta a casos «aparentemente extremos», pues se va abriendo a más y llegamos como en Holanda a que puedan abortarse niños enfermos, personas con depresión, etc., etc. Es decir, se fragiliza completamente el derecho a la vida, se fragiliza la dignidad humana.

CUIDADOS PALIATIVOS

Una ley de cuidados paliativos que debería ser lo primero que se hubiera planteado, ni se piensa. Y vemos, además, como en muchos casos ha habido gente que ha recurrido a la eutanasia porque les han negado esos cuidados paliativos que les permitirían vivir dignamente. Entonces, es un problema muy grave, cultural, sociopolítico. Si consideramos que la vida humana no es digna de vivirse salvo que cumplas unos estándares establecidos por el poder político, estamos en una sociedad muy enferma y muy problemática para nosotros.

POLÍTICA FAMILIAR

Debería ser una prioridad política, ¿no? Pues bien, cuando analizamos las medidas políticas que se acercan a esto, vemos que no es que no ayuden, es que son radicalmente negativas y problemáticas para la familia.

Estamos hablando que no hay una política familiar en España. Hay 4 medidas aisladas que, encima, están desapareciendo. Entonces, tenemos un problema gravísimo, impactante, que alcanza a toda la sociedad. Tenemos un problema gravísimo. La familia es la base de la sociedad y las medidas en vez de ayudarla van contra ella. Por eso, es necesario un cambio drástico. De 180 grados. Establecer la política familiar como una política de Estado, esencial. Que, además, la familia se considere como un bien social. Y que, además, haya un mínimo consenso para que no sea un baile cada 4 años que vaya desapareciendo.

La política familiar debe ser el próximo objetivo a nivel nacional para realmente sobrevivir como sociedad. Ante una quiebra demográfica como la que tenemos, ante una quiebra social muchas veces de la familia en gran parte de España, es necesario medidas importantes. Y no podemos seguir en el silencio y en el abandono.

Por su interés reproducimos en su integridad la entrevista del canal Alto y Claro TV al Vicepresidente del Instituto de Política Familiar (IPF) Mariano Martínez-Aedo