Pablo Iglesias no oculta su obsesión por controlar a los medios de comunicación y sus informaciones. Si hasta ahora la excusa era el argumento de la «desinformación» y las ‘fake news’, el candidato de Podemos al 4M habla además de noticias «peligrosas socialmente». Así se recoge en su programa electoral para los comicios en la Comunidad de Madrid, en el que expone abiertamente: «Necesitamos saber qué está ocurriendo en Internet y en las redes sociales para conocer cómo surgen y se difunden las noticias falsas o tóxicas y peligrosas socialmente, además de establecer modelos de respuesta que limiten su impacto».

Iglesias ha reforzado en la campaña del 4M su habitual persecución a la prensa libre, con ataques directos a periodistas críticos. El pasado lunes, sin ir más lejos, el ex vicepresidente segundo arremetió contra el director de OKDIARIO Eduardo Inda, y contra Ana Rosa Quintana, a los que acusó de dar voz a Vox, tercer partido de España, con 52 escaños en el Congreso de los Diputados.

«Hablando aquí veo en Telecinco que aparece Eduardo Inda, que es quien ha hecho popular y famoso el discurso de la ultraderecha y que eso se pueda normalizar como una opinión más… la mentira, el insulto, el ataque, eso hace mucho daño a nuestra democracia», señaló Iglesias en una entrevista en la Cadena SER.

Periodistas en la diana

Podemos ya puso en la diana a 15 conocidos periodistas -entre ellos también el director de este periódico- para pedir el voto a Pablo Iglesias en las próximas elecciones a la Comunidad de Madrid. En un vídeo lanzado en las redes sociales, el partido dirigía ataques contra distintos profesionales de los medios de comunicación, bajo el título ‘Ellos ya han hablado, que hable la mayoría’.

La obsesión de Iglesias contra los periodistas que han revelado informaciones sensibles sobre él o su formación -como las exclusivas de OKDIARIO sobre el casoplón de Galapagar, la escolta que ejercía de recadera o la ‘caja B’, entre otras- es un hecho.

El dirigente podemita ya ha expuesto en anteriores ocasiones sus planes por controlar los medios de comunicación. Unas semanas antes de anunciar su candidatura, Iglesias empleó la tribuna del Congreso para lamentar que no exista «ningún tipo de elemento de control democrático» sobre los medios, ya que éstos ejercen una gran influencia en la opinión pública. «¿Cuáles son los dispositivos de control de un poder tan inmenso?», se preguntó Iglesias, atacando así a la prensa libre.

Los ejemplos de esa persecución son numerosos y han recibido incluso el reproche por parte de EEUU.

El departamento de Estado estadounidense recogía en su reciente informe anual sobre derechos humanos que: «El 1 de marzo, el presidente Pedro Sánchez acusó a los medios ‘conservadores’ de ‘agitar a la sociedad’ cada vez que los conservadores pierden una elección. El mismo día, el segundo vicepresidente y secretario general del partido Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que la prensa crítica con el Gobierno había ‘ofendido la dignidad del periodismo’. También en marzo, Iglesias amenazó con enviar a prisión a un periodista por publicar información comprometedora sobre su partido, especialmente sobre su financiación. Los comentarios fueron inmediatamente condenados por la Asociación de la Prensa de Madrid».

Una alusión que denunciaba los ataques del dirigente de Podemos contra el director de OKDIARIO por publicar informaciones incómodas para sus intereses. Los hechos recogidos por EEUU hacían referencia a las afirmaciones de Iglesias contra Inda por el hecho de informar sobre los casos que acorralan al ex vicepresidente, desde la presunta financiación irregular de Podemos hasta la retención del móvil de su ex asesora Dina Bousselham.

Medios afines

En su programa, Podemos propone también la creación de un Observatorio Ciudadano de la Comunicación, «el acceso a contenidos en fase piloto con posibilidad de valoración e interacción con sus equipos o la participación en votaciones».

Además, promueve que sus organizaciones afines puedan disponer de sus propios medios, reservando radioespectro «para las iniciativas del tercer sector» lo que permitirá, dice Podemos, «crear canales de acceso ciudadano de radio y televisión inspirados en la experiencia de los OpenChannels que funcionan en muchos países de Europa».

El partido morado recoge además su prohibición de la concesión de licencias a titulares -o sus parientes- de otros medios de comunicación licitados por la Administración Pública. «Para evitar una excesiva concentración, ninguna persona física o jurídica podrá ser adjudicataria parcial de más del 30% en varias licencias a la vez, aunque estas pertenezcan a diferentes ámbitos de cobertura».

(Luz Sela. Ok Diario)

Por Redaccion

Un comentario en «Iglesias quiere controlar las noticias que considere «socialmente peligrosas»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *