Iglesias cobró a título personal 1,36 millones de la dictadura venezolana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Podemos se enfrenta ya a una imputación por la creación de una caja B y el uso irregular del dinero que llegaba al partido. Ahora, la documentación a la que ha tenido acceso OKDIARIO aporta innumerable información sobre el inicio de esta historia: sobre la llegada de dinero desde dictaduras populistas a los líderes de la formación morada.

Los documentos que publica este diario reflejan el estado de cuentas de la Fundación CEPS a los largo de los años 2004 a 2013, es decir, los ejercicios previos a la creación oficial de Podemos. Los años en los que varias narcodictaduras financiaban a los impulsores del partido populista para que llegase a eclosionar y contagiase el sistema democrático español. Y en esos documentos figura ya de forma muy destacada el nombre del actual vicepresidente del Gobierno de Pedro Sánchez. Pablo Iglesias aparece como responsable de la captación de 1,361 millones de euros del Gobierno de Venezuela entre los años 2008 y 2009, cuando él ocupaba un puesto clave en el Consejo Ejecutivo de la Fundación CEPS.

Las cuentas de la Fundación recogen de forma pormenorizada todos los contratos cerrados con la narcodictadura chavista. Contratos o convenios como el firmado para la “Colaboración con el Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela”, por valor de “198.000 euros”; o el “Convenio de Colaboración con el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) de la República Bolivariana de Venezuela”, por valor de “189.080,40 euros”; o el alcanzado con el “Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social”, por valor de “32.400 euros”; o el “Convenio de Colaboración con la Compañía Anónima Venezolana de Televisión (CANTV)”, por importe de “48.000 euros”.

Iglesias cobró a título personal 1,36 millones de la dictadura venezolana junto a otras 8 personas

Todos ellos se cerraban bajo impulso directo de la narcodictadura chavista con el propósito de apadrinar a los futuros impulsores de Podemos. Y entre los años 2008 y 2009 figuraba en la cúspide de la Fundación CEPS, tal y como recoge su propia documentación, Pablo Iglesias Turrión. Lo hacía, además, con un cargo que le convertía en figura imprescindible en la inmensa mayoría de los trabajos: Responsable de Investigación. Y la mayoría de los convenios incluían una parte de supuesta investigación.

(Carlos Cuesta. OK Diario)