La Fundación Hewlett-Packard dona más de 350 millones para promover el aborto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La fundación del difunto David Packard, cofundador de la empresa tecnológica Hewlett-Packard ha donado aproximadamente de 350 millones de dólares en los últimos cinco años, con la finalidad de promover abortos.

Multimillonario maltusiano David Packard

Según los informes el multimillonario David Packard, antes de su fallecimiento en 1996 manifestó su preocupación por las “vertiginosas tasas de natalidad”, las cuales según él podrían causar un verdadero caos para la humanidad.

Teoría Maltusiana

Como se recordará el malthusianismo o maltusianismo es una teoría desarrollada por el británico Thomas Robert Malthus  según la cual el ritmo de crecimiento de la población responde a una progresión geométrica, mientras que el ritmo de aumento de los recursos para su supervivencia lo hace en progresión aritmética. Por esta razón, es necesario reducir la población mundial

Antes de morir le dio claras directivas a sus tres hijas sobre este asunto y una de ellas se hizo responsable de su fundación la cual adquirió una tendencia sumamente progresista al colocar como punto de partida el deseo por frenar el crecimiento de la población mundial, reportó el Washington Free Beacon.

350 millones de dólares

Así es como según una revisión de sus declaraciones financieras, la fundación dedicó cerca de 350 millones de dólares a esta causa sólo durante los últimos cinco años.  Estas inversiones han permitido a los sucesores de Packard lograr «victorias significativas» para promover la agenda antinatalista del fallecido multimillonario. Gran parte de ese gasto se ha destinado a ampliar el acceso al fármaco abortivo mifepristona, según la investigación de Beacon

La mifepristona es utilizada para abortar fetos de hasta 10 semanas de gestación, su función es inhibir la producción de la hormona progesterona en el cuerpo de la madre, lo que causa que el bebé muera de hambre.

Promoción de las píldoras abortivas

La Fundación Packard fue instrumento clave en las luchas realizadas durante el último año para la desregulación de estas píldoras abortivas, jugando un importante papel al dirigir millones de dólares a grupos de defensa liberales que lideraron el impulso legal y político que logró eliminar las barreras creadas anteriormente para el consumo de las pastillas por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos).

Apoyo de la Administración Biden

Anteriormente y durante décadas, por orden de la FDA, para adquirir este medicamento era necesario que la usuaria recibiera exámenes médicos previamente, puesto que posee numerosas contraindicaciones. Sin embargo, en diciembre de 2021, la administración de Biden eliminó dichos requerimientospor lo que ahora cualquier persona puede realizar la compra de la píldora por correo y sin receta médica.

Promoción de los grupos proabortistas

La fundación entregó millones de dólares a grupos pro-aborto que presionaron al Congreso para que el gobierno federal ponga fin a las regulaciones de seguridad convirtiéndose en cómplices directos de la matanza de millones de bebés por nacer.

Una de las empresas más beneficiadas por al aporte monetario de la fundación de Packard fue GenBioPro, la cual desarrolló una forma genérica y más accesible de la píldora, según Beacon.

La promoción del aborto y el control de la población han sido objetivos de la Fundación Packard durante décadas. En 1996, otorgó un préstamo de 14 millones de dólares a Danco Laboratories para ayudarlo a lograr la aprobación y comenzar a vender el medicamento abortivo mifepristona en los Estados Unidos.

(Con información de BLes/InfoCatólica)