Francia ha decidido este 6 de enero conceder a España la extradición del dirigente de ETA, Josu Ternera, para que sea juzgado por el asesinato en 1980 del directivo de Michelin, Luis María Hergueta Guinea. Se trata de la tercera causa por la que el terrorista se sentará en el banquillo para enfrentarse a una condena, en caso de ser declarado culpable, de 30 años de prisión.

La entrega a España del histórico dirigente de los terroristas vascos se retrasará unos meses a partir de emitir la orden porque la defensa de Ternera ya ha anunciado que presentará un recurso ante el Tribunal Supremo de Francia. Además, José Antonio Urrutikoetxea, alias ‘Josu Ternera’, deberá todavía comparecer en los tribunales franceses antes de ser entregado a España, ya que tiene todavía dos causas abiertas contra él en el país galo.

Entrega a España del etarra Iñaki Reta

El preso de ETA Iñaki Reta Frutos ha sido traslado este martes a la prisión de Soto del Real desde la de Mont-de-Marsa, tras ser entregado por Francia a España, según ha informado la asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat. Joseba Íñaki Reta de Frutos, alias ‘Zukaitz’, fue detenido en julio de 2015 en Francia tras una investigación de más de dos años junto a Xavier Goyenechea Iragorri, alias ‘Goyele’, ambos considerados como jefes del aparato logístico de la banda y encargados de las armas y los ‘zulos’.

En 2018 fue condenado a ocho años de cárcel, aunque mantiene pendiente una causa en España por la que podría afrontar hasta 18 años de prisión. Reta fue condenado por el juez Baltasar Garzón en 2002 a ocho años de prisión por su relación con Gestoras-Pro Amnistía.

También cumplió una condena de 14 años de cárcel –entre 1982 y 1996– por la voladura de tres locales de Iberduero en los años 80, por haber facilitado información al ‘comando Mugarra’ para asesinar a un guardia civil y por ocultar armas en un zulo.

Arrestado en febrero de 2003 en el marco de una operación con cinco detenidos por tratar de reconstruir Askatasuna, se encontraba en 2015 en libertad con fianza de 10.000 euros tras ser procesado por su supuesta vinculación a Gestoras.

Considerado como un experto en explosivos, formó parte del grupo de diez militantes de la izquierda abertzale, todos ellos en situación de busca y captura, que hicieron pública en ‘Gara’ en diciembre de 2008 su integración en ETA.

49 etarras con delitos de sangre trasladados

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha concentrado en 2020 en torno al 80% de los 144 traslados de presos de ETA autorizados desde la llegada al Gobierno de Pedro Sánchez en 2018. Más de la mitad de los 195 etarras que siguen en prisión en España se encuentran ya a menos de 200 kilómetros de sus domicilios mientras que en las cárceles andaluzas, las más alejadas, quedan una treintena, según los datos recabados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

Los acercamientos se han acelerado a lo largo de 2020 en medio de críticas de partidos de la oposición y de asociaciones como la propia AVT, que vinculan estas decisiones con el apoyo de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado. Los traslados se han concentrado sobre todo a la vuelta del verano, después de las restricciones por el estado de alarma decretado en marzo por la covid-19 y que afectó también a las cárceles.

Instituciones Penitenciarias ha autorizado unos 110 movimientos en 2020 sumando tanto traslados como progresiones al tercer grado de presos etarras, según los datos recopilados por la AVT, que criticó el 30 de diciembre que se cerrara el año con once traslados de etarras –más el del histórico GRAPO Manuel Pérez Martínez–, la que ha sido la decisión que afecta a la vez al mayor número de condenados por terrorismo.

La AVT cuestiona que, de los 130 etarras trasladados, algunos más de una vez, hasta sumar la cifra de 144 movimientos, por el Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska, 49 tienen delitos de sangre. Exigen colaboración previa con la Justicia en los casos aún sin resolver y piden una reunión con el ministro porque entienden que ha incumplido lo que les prometió en septiembre de 2018: que serían acercamientos puntuales, sin delitos de sangre y con la mayor parte de condena cumplida.

La crítica ante la «inmoral campaña de derogación de la política de dispersión» incluyó el rechazo a la última comunicación de traslados, la de final de año, ya que afectaba a Juan Carlos Iglesias Chouzas ‘Gadafi’ y José Ignacio Guridi Lasa, así como Igor Portu, uno de los terroristas condenados por el atentado mortal en la T-4 de Madrid perpetrado en la Navidad de 2006.

Directamente hasta el País Vasco o Navarra han sido trasladados desde junio de 2018 un total de 26 etarras, diez de ellos por progresión al tercer grado y otros tres por enfermedad. Con Sánchez en el Gobierno se han concedido también 17 progresiones al tercer grado, cinco para etarras con delitos de sangre. Son siete los etarras que han alcanzado la libertad condicional y otros 25 han sido excarcelados por cumplimiento de condena.

La AVT advierte en sus comunicados que el objetivo de los etarras es quedar libres, de ahí que teman el traspaso de la competencia de prisiones en un contexto, además, de apoyo de EH Bildu a unos Presupuestos que consideran que están «manchados de sangre». Son 18 los trasladados al País Vasco y otros 8 a Navarra; aunque la cárcel de Logroño concentra 20 acercamientos autorizados, los mismos que Zaragoza; a las que siguen Burgos (13), Cantabria y Asturias (12), Soria (11), Madrid (10) y Palencia (9).

(Ok Diario)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *