Elon Musk asegura que empezará a implantar chips cerebrales en humanos en 2022

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un nuevo avance técnico que se convertirá en la base del control poblacional y del comienzo de los cyborg. 

Elon Musk asegura que empezará a implantar chips cerebrales en humanos en 2022. El chip permitirá a las personas comunicarse con dispositivos electrónicos a través del pensamiento pero lo que no cuenta es que «alguien» controlará a ese chip y por tanto a la persona. Aunque duela decirlo la era del cyborg está comenzando y la del ser humano terminando.

En el transcurso de una video entrevista a The Wall Street Journal, emitida en directo hace unos días, el multimillonario Elon Musk, también dueño de compañías como Tesla Space X, aseguró que su empresa Neuralink está lista para empezar a implantar chips en cerebros humanos en 2022. Según Musk, los primeros en recibirlos serán personas tetrapléjicas o con graves lesiones en la médula espinal, que gracias al chip estarán en condiciones de comunicarse con todo tipo de dispositivos electrónicos utilizando solo el pensamiento.

Neuralink 

Musk fundó su empresa Neuralink -su empresa de tecnología especializada en la comunicación informática-cerebral-,en 2016 con el objetivo del desarrollo de ‘nanotecnología’ que permitiese conectar el ser humano con las máquinas. Según el empresario, la compañía comenzará a implantar microchips en los cerebros humanos el próximo año 2022  y, así, podrán realizar acciones cotidianas.

Hasta ahora, Neuralink solo había probado su chip con monos, y según el magnate todas las pruebas se han superado de forma satisfactoria.

En un tuit publicado por Musk justo un día después de la entrevista, el multimillonario decía que «Reemplazar neuronas defectuosas / faltantes con circuitos es la forma correcta de pensar al respecto. Muchos problemas pueden resolverse simplemente conectando señales entre neuronas existentes. El progreso se acelerará cuando tengamos dispositivos en humanos (es difícil tener conversaciones matizadas con monos) el próximo año».

Retrasos

Anteriormente, Musk ya había anunciado plazos y fechas que al final no llegaron a cumplirse. En 2019, en efecto, aseguró que los primeros ensayos con humanos se llevarían a cabo en 2020, y en febrero de este año dijo que esas pruebas se llevarían a cabo a finales de 2021. Ahora, el plazo vuelve a alargarse hasta 2022.

Reiteró el plazo de 2022 en un post en Twitter. «El progreso se acelerará cuando tengamos dispositivos en humanos (es difícil tener conversaciones matizadas con monos) el próximo año», dijo

Con respecto al propósito que el empresario tiene pensado lograr con Neuralink, algunos expertos del Instituto Tecnológico de Massachusetts aseguran que son promesas “difíciles de cumplir”. Ante estas palabras, Musk explicó que el tema “es algo superimportante”, pero que no pretenden “elevar las esperanzas de modo irrazonable”.

Competencia

Se da la circunstancia de que existen otras empresas que tienen el mismo objetivo que Neuralink, y que por lo menos una de ellas, llamada Synchron, una pequeña compañía biotecnológica de apenas 20 empleados, ya consiguió la autorización de la FDA el pasado mes de julio.