La Justicia anula el proyecto lingüístico de una escuela catalana por excluir el español

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anula el proyecto lingüístico de la Escuela Vora del Mar de Cubelles, en Barcelona. Se trata del séptimo proyecto invalidado del año

La Sala Contenciosa Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) anula el proyecto lingüístico de la Escuela Vora Mar de Cubellas (Barcelona) por no incluir el castellano como lengua vehicular. La decisión ha sido dada a conocer por la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB), entidad que defiende a la familia que inició el procedimiento judicial.

Ya son siete los proyectos lingüísticos que se han ilegalizado en Cataluña en lo que va de 2021

Tal y como explica la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña en su cuenta de Twitter, con esta decisión judicial ya son siete los proyectos lingüísticos que se han ilegalizado en Cataluña en lo que va de 2021 por excluir el español de las clases.

Por no ser conforme a derecho el proyecto lingüístico

En concreto, según el documento que aporta la AEBC, La Sala Contenciosa Administrativa, por unanimidad, anula el plan lingüístico de la Escuela Vora Mar  «por no ser conforme a derecho el proyecto lingüístico vigente en el momento de los hechos en el centro educativo escuela ‘Vora del Mar’ de Cubelles debido a que no contempla el carácter vehicular del castellano como lengua oficial conjuntamente con el catalán».

Ordena seguir recibiendo al menos un 25 por ciento de las asignaturas en español

Además, los jueces ratifican las medidas cautelares para que el hijo de los demandantes, y su clase, sigan recibiendo al menos un 25 por ciento de las asignaturas en español.

En esta línea, los magistrados resuelven también «reconocer del recurrente el derecho a que su hijo reciba durante la enseñanza obligatoria, conjuntamente con sus condiscípulos, en el colegio y curso en el que sigue sus estudios, una enseñanza que incluya el castellano como lengua vehicular en proporción razonable» que, «en defecto de su concreción por la administración demanda», se fija en un 25 por ciento de las horas lectivas, es decir, en una materia troncal además de la asignatura de lengua española.

La sentencia no es firme

La sentencia no es firme (sí en el 25 por ciento, al tener cautelares) y todo indica que la Generalitat recurrida la decisión del TSJC ante el Tribunal Supremo, como en los seis proyectos lingüísticos anteriormente anulados. Por otra parte, la Sala no acepta que los rótulos de todo el centro escolar estén en los dos idiomas, pues es a elección de la escuela, tal y como había requerido la familia demandante.