Almeida insiste en aprobar los Presupuestos con los votos de los comunistas del Grupo Mixto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Almeida dice que la mayoría de las enmiendas de los ediles comunistas de la extrema izquierda son «asumibles». Es el mismo procedimiento de Pedro Sánchez para gobernar con los comunistas y separatistas

El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida con tal de mantenerse en el poder no le importa pactar con quien sea y, es por ello, que retomará las negociaciones presupuestarias con los cuatro ediles comunistas escindidos de Más Madrid. No le será difícil. Ya lo hizo con Madrid Central que había hecho de su derogación su bandera electoral y ahora no solo lo ha derogado sino que lo ha ampliado

Almeida dice que la mayoría de las enmiendas de los ediles comunistas  son «asumibles».

Almeida ya afirmó el pasado lunes que el acuerdo de Presupuestos puede estar cada vez más cerca dado que las enmiendas de los cuatro ediles de extrema izquierda afines a la exregidora Manuela Carmena «son asumibles casi todas y negociables el resto».

Dispuesto a ceder

«Nuestra intención es gobernar para todos los madrileños. No voy a aceptar que no tengamos que pactar con nadie. Mi intención es tratar de aprobar unos presupuestos buenos», aseveró. Así, insistió en que su Gobierno municipal «agotará todas las posibilidades para aprobarlos»

Para el alcalde, aprobar las nuevas ordenanzas fiscales es fundamental. No obstante, Calvo- otro de los ediles comunistas- ha pedido que no se pongan líneas rojas de cara a una futura negociación. «¿Cómo van a poner líneas rojas si no tienen mayoría absoluta para sacar adelante los Presupuestos? Una negociación no es un trágala, es un tira y afloja y las dos partes deben ceder»

Reacción de los ediles comunistas

El Grupo Mixto, formado por cuatro concejales que abandonaron Más Madrid por desavenencias con su portavoz, Rita Maestre, ha vuelto a tender la mano al alcalde para sacar las cuentas adelante. Incluso han mostrado su satisfacción por excluir a Vox de la ecuación.

«Seguimos con la mano tendida. Queremos unos presupuestos que salven esas subvenciones nominativas, que son para gente desfavorecida, para la violencia de género, para familias con dificultades. Queremos un presupuesto que salve esos fondos europeos, por lo que estamos abiertos a seguir negociando», ha dicho Marta Higueras, uno de los cuatro ediles comunistas.