El Ministerio de Defensa no descarta un inminente gran apagón en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
 
El Ministerio de Defensa, liderado por Margarita Robles, ha explicado que un gran apagón en España y la Unión Europea es un escenario que no se puede descartar.

Respuesta oficial del Ministerio de Defensa

En una respuesta oficial a preguntas sobre esta cuestión remitida al diario OKDIARIO por el director general de Política de Defensa explica que los militares están preparados para cualquier contingencia. «El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas disponen de las estructuras, capacidades y procedimientos para prestar apoyo a las autoridades civiles en caso de ser requerido durante situaciones de emergencia, en el marco de las competencias asignadas legalmente a dicho Departamento».

«Además, de forma permanente, tal y como establece el artículo 16 de la Ley Orgánica 5/2005 de 17 de noviembre, de Defensa Nacional, se realizan actuaciones de vigilancia de los espacios marítimo y aéreo así como otras actividades destinadas a garantizar la soberanía e independencia de España, así como a proteger la vida de su población y sus intereses. Finalmente, se considera que la información solicitada pudiera afectar a competencias de otros Departamentos Ministeriales», agregan.

En este sentido, la primera voz de alarma surgió del Ministerio de Defensa de Austria el pasado octubre. Ese departamento avisó de la posibilidad de que se produjera un apagón de varios días que afectará a todo el continente europeo. Un panorama apocalíptico que parece sacado de la ficción pero que fue objeto de un aviso urgente enviado a la población de esa nación. En caso de un fallo en el suministro, el Gobierno austriaco recomendó hacer acopio de comida, agua, pilas y combustible para al menos 15 días de fallo crítico eléctrico. Así consta en la lista de consejos de ese aviso oficial.

La crisis energética parece que puede ir mucho más allá del incremento del precio de la factura de la luz. Gobiernos estatales, regionales y locales ya están tomando buena nota. En enero de 2021 Europa estuvo al borde de sufrir un gran apagón continental por una alteración en la frecuencia del suministro debido a un desequilibrio en las demandas eléctricas. Así, Inglaterra tuvo que tomar medidas excepcionales para mantener el fluido eléctrico en las islas. Ese fue uno de los primeros síntomas de la crisis energética que los expertos vaticinan como inminente en Europa y que también se observa con preocupación en Estados Unidos. La demanda crece exponencialmente mientras las alternativas renovables no son capaces de ayudar al suministro convencional.

Falta de previsión de España

En este contexto, el Gobierno lleva desde noviembre de 2016 sin realizar un simulacro de cómo se reaccionaría ante un hipotético gran apagón que deje sin suministro eléctrico a toda España. El Ministerio del Interior tiene protocolos de actuación ante esa posibilidad, pero desde que Pedro Sánchez es presidente nunca se han puesto a prueba. El último gran simulacro se realizó hace justo cinco años, con Mariano Rajoy en La Moncloa. Se hizo de forma conjunta con Francia y Portugal y se desplegaron agentes para custodiar centrales nucleares. Fue el 15 de noviembre de 2016. Desde entonces no se ha vuelto a poner a prueba la capacidad de reacción del Ministerio del Interior y del Estado para afrontar una situación de estas características.

(Con información de OK Diario)