El grito de miles de cubanos manifestándose en Madrid: «¡Cuba es una dictadura!»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Miles de cubanos, y también españoles, han salido a las calles de Madrid para pedir «libertad» y el fin de la criminal dictadura castrista en Cuba. Una de las consignas que más se ha escuchado ha estado dirigida al presidente del Gobierno de España para criticar su postura de complacencia con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel: «Sánchez, dilo, Cuba es una dictadura».

Así, los miles de manifestantes han exigido al líder socialista que reconozca y diga abiertamente que «Cuba es una dictadura», término que Sánchez y su Gobierno se niegan a usar cuando son preguntados por la situación en la isla caribeña. Además, le acusan de ser «cómplice» de una dictadura comunista que reprime y mata de hambre a sus ciudadanos.

Los cubanos reprochan al presidente español que gobierne con Podemos, un partido político posicionado claramente a favor del castrismo en Cuba y del comunismo que lleva instaurado en la isla desde hace más de 60 años, desde que triunfó la llamada ‘Revolución Cubana’. Otro de los gritos que más se han escuchado ha sido «Madrid será la tumba del comunismo».

La manifestación ha estado encabezada por el cantante Yotuel, y es que las protestas en Cuba comenzaron a raíz de una canción que lanzó junto a otros artistas cubanos y cuyo nombre encabeza todas las protestas contra la dictadura: «Patria y vida». Un revisión del mítico lema de Fidel Castro «patria o muerte» para dejar claro que lo que buscan es la «libertad».

«Abajo el comunismo», «abajo la dictadura», «libertad para los presos políticos», «viva la democracia» o «Cuba sí, Castro no», son algunas de las proclamas que se han escuchado en las calles de Madrid. Vestidos de blanco para simbolizar la paz y portando banderas de España y Cuba, los manifestantes han exigido una intervención humanitaria que acabe con el hambre y la miseria y lleve más vacunas contra el coronavirus.

La postura de Sánchez

Desde que estallaron las protestas contra la dictadura en Cuba, la postura del presidente español ha sido de total complacencia con el régimen. Sánchez no define abiertamente a Cuba como una dictadura y no se moja sobre las nuevas sanciones que EEUU ha impuesto a la isla. Es más, critica el embargo estadounidense y lanza un dardo a Joe Biden asegurando que la situación se debe resolver «sin injerencias de nadie».

El presidente español no quiere posicionarse en contra la represión en Cuba y adopta un papel de mero espectador y pide que se comporten igual en EEUU. Sánchez ha defendido la necesidad de que Cuba emprenda «sin injerencias de nadie» reformas y transformaciones para «poder disfrutar de derechos y libertades».

Dice que la posición de España y de la Unión Europea es «bien conocida» y, según el presidente, pasa por pedir a Cuba reformas para avanzar en «derechos y libertades» pero «sin injerencias». Unas injerencias que precisamente el pueblo cubano pide para poder acabar con la dictadura castrista.

(Diana Arias. OK Diario)