El Foro de Davos publica «los 7 alimentos que debes comer para salvar el planeta»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El dictado alimentario del Foro de Davos ha elegido siete productos para presionar a la población a que los consuma.

El Foro Económico Mundial (o Foro de Davos) arranca su edición de 2022 cuyas ponencias van a tener lugar toda la semana

Dictadura alimenticia

Y el punto principal de esta edición va a ser el cambio alimentario. Así, hace dos días, la cuenta de Twitter del Foro Económico Mundial publicó los «siete alimentos que debes comer para salvar el planeta». La dictadura alimenticia que el Foro de Davos quiere imponernos consta de siete productos que quiere que la población los consuma. Son los siguientes: algas, lentejas, fonio (un cereal), okra (un vegetal), moringa (un árbol), espinacas y champiñones.

Por supuesto, no hay ninguna referencia a ningún producto cárnico en el vídeo, ya que la guerra a la carne también está en la agenda de Davos y hasta en el Plan 2050 del Gobierno de Pedro Sánchez. Es más, aseguran que una de las razones por las que hay que comer champiñones es que son «un gran sustitutivo del sabor de la carne».

El Foro de Davos, además de promocionar los beneficios y las vitaminas de estos productos, destacan su huella de carbono y recurren a la falsa teoría malthusiana que afirma que los recursos de la Tierra se agotarán y que por ello hay que reducir la población mundial o en este caso cambiar la dieta de las personas para salvar el planeta

En este contexto, las declaraciones de Alberto Garzón deben contemplarse no como una tontería sin más del ministro sino que estaba en la hoja de ruta para imponer un debate en contra del consumo de la carne.

Ponencias

La maquinaria de sus redes sociales está trabajando a pleno rendimiento para promocionar todos los cambios de hábitos y de consumo con los que pretenden influir sobre la población.

La excusa más habitual para estas recomendaciones – que al final se convierten en exigencias- de cambio vida alimentario es la crisis climática y medioambiental, y apelando a que hay que salvar el planeta, para instar a los ciudadanos a comportarse como ellos quieren, restringir sus libertades y atacar a la propiedad privada. De hecho, uno de sus lemas más peligrosos es el de: «En 2030 no tendrás nada y serás feliz».