Charles A. Richard afirma en el Senado que Pekín y Moscú modernizan sus armas nucleares más rápido que Estados Unidos

Charles A. Richard, jefe del Comando Estratégico de Estados Unidos y el mayor responsable del arsenal nuclear de EEUU, lo dijo alto y claro durante una comparecencia en el Senado: su país debe prepararse para una guerra nuclear ya que los conflictos actuales podrían escalar “muy rápidamente”, en referencia a los choques con China y Rusia y sus avances en materia de armamento nuclear. Si EEUU no comienza a invertir más en defensa nuclear y infraestructura, estará “en riesgo de perder credibilidad a los ojos de nuestros adversarios”, añadió.

“Por primera vez en nuestra historia, nuestro país avanza hacia la confrontación con dos adversarios estratégicos que al mismo tiempo tienen capacidad nuclear, pero que deben ser disuadidos de manera diferente”, matizó el alto mando militar, que dirige el Comando Estratégico encargado de gestionar la tríada nuclear de Estados Unidos: bombarderos estratégicos, submarinos y misiles balísticos intercontinentales.

China, según Richard, va a duplicar su arsenal de armas nucleares para finales de esta década y puede montar sus misiles balísticos intercontinentales en camiones para ocultar su ubicación. A su juicio, uno de los objetivos de la estrategia china pasa por doblegar a Estados Unidos en el Indo-Pacífico y aislar a Washington atrayendo a los socios regionales de EEUU en Asia bajo la órbita de Pekín. “China ya es capaz de ejecutar cualquier estrategia en el uso de armamento nuclear dentro de su región y pronto podrá hacerlo también con alcance intercontinental”, añadió Richard.

Aunque la capacidad nuclear de China es más limitada que la de EEUU y Rusia en número de ojivas atómicas, a juicio del alto mando militar estos dos países están experimentando una “expansión sin precedentes”. No pasa una semana sin que descubramos nuevos avances de China en este terreno, agregó. Según el Tratado START, Rusia y Estados Unidos no pueden sumar más de 1.550 ojivas nucleares en misiles balísticos intercontinentales desplegados, misiles balísticos lanzados desde submarinos y bombarderos pesados equipados para armamento nuclear. Por su parte, China tendría 320 ojivas, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo.

Los misiles rusos

Con respecto a la amenaza rusa, el jefe del Comando Estratégico de Estados Unidos explicó al Senado que Moscú está dedicando grandes esfuerzos para modernizar su capacidad convencional y nuclear. “Nuestras fuerzas nucleares deben incluir una gama suficiente de capacidades para que Rusia nunca perciba erróneamente ninguna ventaja del uso de armas nucleares en ningún escenario de violencia”.

Entre los avances rusos se cita el misil de crucero de propulsión nuclear Petrel, que tiene un alcance prácticamente ilimitado. También se destaca los cambios del torpedo nuclear masivo Poseidón, que puede llevar una ojiva nuclear con un rendimiento de hasta 100 megatones a la mayor parte.

Antes semejante amenaza, el almirante Richard considera que “el mantenimiento y la modernización de nuestras fuerzas nucleares, el complejo de armas y las capacidades necesarias de NC3 han pasado de ser algo que deberíamos hacer a algo que debemos hacer”. El experto militar considera que el rasgo distintivo del conflicto actual consiste “en que no es lineal ni predecible”, por eso, añadió, “debemos tener en cuenta la posibilidad de que este conflicto cree unas condiciones que podrían llevar muy rápidamente a un adversario a considerar el uso de armas nucleares como la opción menos mala”.

Estados Unidos bajo la administración de Joe Biden ha anunciado que quiere modernizar su arsenal nuclear, pero para ello necesita un “proceso de consenso” entre el Partido Demócrata y el Republicano, dado que la cifra presupuestaria asciende a 1,7 billones de dólares en 30 años. Durante el mandato del expresidente Donald Trump, el Pentágono recomendó gastar más de un 6 % de su presupuesto en la llamada Tríada Nuclear.

Por su parte, el general del ejército James Dickinson, comandante del Comando Espacial de Estados Unidos, habló ante el Senado sobre las empresas espaciales de los dos países, y afirmó que los ejércitos de China y Rusia “integran activamente tecnologías espaciales y contraespaciales avanzadas en estrategias de guerra multidominio para desafiar la superioridad regional de Estados Unidos, posicionarse como potencias espaciales y crear un equilibrio mejorado de la dinámica de poder en el extranjero cercano”.

(J.M. Zuloaga. Diario La Razón)

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *