…digo Diego. Así dicta el sabio refrán retratando a los que rectifican de manera poco honrada, torcida o mentirosa   y hete aquí que de estos torcidos, en el gobierno, tenemos muchos: los que decían que el IVA de las mascarillas no se podía bajar porque era un tema europeo (fake) y después porque iban nuestras arcas a ingresar muchos menos millones (fake), después dijeron que sí quiero y que bajaban todos y ellos los primeros, el IVA de las mascarillas por fin (o ya veremos) con lo que en el fondo, reconocen que nos han estado cobrando de más todos estos meses (verdad), pero esto nadie lo dice, no sea que le manden a Hacienda a su casa.

Y no, no es broma. Donde el sacrosanto derecho a la inviolabilidad del domicilio hace casi imposible echar de tu propiedad a unos okupas, llega el mismo gobierno que dice que haberlos no los hay, y dicta que cualquier inspector de Hacienda puede entrar en tu casa como Pedro por la suya. A c ojo nan te. Es decir, que donde decían que no se puede expulsar a los okupas, que eso lo tiene que decir un juez y ya sabemos que la justicia es más lenta que el caballo del malo, ahora dicen que si es para ver cuántas pulgadas tiene tu tele, que sí, que para eso sí pueden allanarse las puertas y las moradas de los pagantes a Hacienda. Como los okupas no tributan, esto no va con ellos, que seguirán disfrutando de la usurpación de la propiedad ajena, y a otra cosa, mariposa.

Del mismo modo que los inmigrantes ilegales disfrutan no solo de las bellas playas canarias, sino también de sus hoteles, una vez vaciados de turistas por la pésima gestión de la plandemia que ha llevado a cabo este gobierno que donde ayer, es decir el año pasado, acogió a 2.000 ilegales, hoy, mientras la mayoría de los españoles no podemos ni ir al pueblo de al lado, que lo tenemos prohibido, acoge a 20.000 y a callar, que si dices algo eres un racista.

Suma y sigue. Donde digo que se cierren los comercios que no sean de extrema necesidad, los chinos siguen abiertos, porque como venden comida… (además de todo lo que quieran) también el metro, sin ir más lejos, está plagadito de manteros, pero claro, ellos si pueden vender con el horario que quieran y sin pagar IVA, alquiler autónomos ni nada, que eso es para los pringados españoles. Otro despropósito: en Cataluña dijeron que había que cerrar los bares y toda la restauración porque ahí era donde, fíjate tú, se propagaba el virus. Los cerraron el 13 de octubre pasado. Ese día los contagios diarios ascendían a 1.320. Desde entonces, suben cada día; el 31 de octubre ascendían a 6.354 diarios y siguen muy, muy altos. Desde luego, por encima de esa cifra. A lo mejor, sólo a lo mejor, eso quiere decir que a pesar de lo que decían los “expertos de la Generalidad”  la culpa no era de la hostelería, listos, que sois unos listos…

Pero da igual, la medida se copia en otras autonomías, porque esto va de envidar y envidar más todavía; que ese te prohíbe salir del municipio, pues yo te prohíbo salir de noche, que de noche todos los gatos son pardos… pues yo te prohíbo ir a las tiendas por la tarde, pues yo cierro los cines… y te prohíbo estar con tus cuñados a cenar, mientras el virus se carcajea de nuestras medidas meramente políticas. Por ejemplo, hasta la semana pasada, y a pesar que llevamos desde febrero hablando del COVID, no se ha hecho obligatorio para los viajeros internacionales, el traer una PCR, bueno, si vienen de “zonas de alto riesgo”. Hombre, parece que una medida así, sí que podía haberse implementado pelín antes, ¿no? Eso sí, a los que vienen a bulto en pateras, ya les hacemos nosotros la prueba (gratis) y si dan positivo, les cuidamos, pobrecitos… que a pesar de ser casi todos jóvenes, fuertes, tíos en edad militar, huyen de la pobreza… ¿o vienen porque esto es un bebedero de patos y además pueden terminar ganando una cómoda paguita?, quién sabe, quién sabe…

Claro que todo esto lo tendrá que verificar el “Ministerio de la Verdad” que se han inventado. Vamos, el que este gobierno diga qué noticias son ciertas y cuáles no, es como tener a Maradona de director de la Agencia Antidroga… pero si es que cada cosa que dicen, que comentan o que afirman resulta ser falsa… si hasta la Comisión Europea, y el mismísimo Papa ha tenido que corregirles… si ni siquiera dicen el número real de muertes por COVID que ha habido… ¿y estos van a vigilar que los medios no nos engañen? Pues estamos aviados…

Son tan fake ellos mismos, que el vicepandemia lleva en su solapa un triángulo rojo que es el símbolo que llevaban los prisioneros políticos en los Campos de Concentración nazis. Ojo, lo llevaban todos los prisioneros políticos, es decir, todos los que no fueran nazis, no los de izquierdas y, desde mi humilde punto de vista, que un niño de papá que vive en un casoplón y cobra dos sueldos enormes por recogerse el moño no debería llevarlo. Me parece una falta de respeto a los que se vieron obligados a llevarlo de verdad, por sus ideas. Y no, no es un símbolo “antifascista” como dicen ellos. Lo primero que fue bautizado “Antifascista” allí en Europa, fue el muro que la República Democrática Alemana construyó para evitar que sus habitantes huyeran de su “paraíso”. Esa valla criminal borrada hace 31 años se llamó “muro antifascista” y eso sí es la verdad. Ya puestos, que el vice lleve la medalla del desembarco de Normandía. Tiene el mismo, es decir, ninguno, derecho a lucirlo.

Mientras, donde en la Constitución dice que: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”, ellos, los del gobierno, dicen que tampoco es para tanto, que sólo será lengua vehicular de la educación allí donde sus sediciosos o secesionistas aliados políticos así lo decidan… pero no, dicen, no es una cesión al separatismo… Por cierto que los peor parados, de cumplirse esta barbaridad, serán los niños de esas regiones, condenados a hablar una lengua minoritaria que no les va a servir ni para trabajar de camareros cuando sean mayores. Ah total, si la hostelería ya estará arruinada…

Fíjate si será falso lo que afirma este gobierno que ya casi ni nos acordamos de sus primeras mentiras, de cuando Pedro dijo que no podría dormir con Podemos en el gobierno, de que nunca pactarían con Bildu… ¿os acordáis? Está todo grabado, en vídeo y a todo color, pero mienten tan, tan rápido, que uno pierde la cuenta. Mienten a la velocidad de la luz. Pero si de lo de Delcy, que parece que sucedió hace mil años, han dado hasta cinco versiones distintas… ¿Estos van a controlar quién dice la verdad? Amos anda, no me jo…robes.

Todo esto y las noticias continuas y diarias sobre el Rey emérito, los cambalaches con los secesionistas y exetarras etc. son las razones por las que querían un estado de alarma de seis meses. Para mentir impunemente y llamar mentirosos a todos los demás. La pandemia no tiene nada que ver. Id anotando lo que pasa cada día y es un no va más de tonterías avaladas por nuestro mediocre parlamento, donde los que odian y reniegan de nuestro país están sobrerrepresentados y deciden sobre lo que pasa o no en España, manteniendo a Pedro en la Moncloa y a Pablo debajo de su moño. Los apoyos del peor gobierno de la democracia, no por casualidad, vienen precisamente de los que no quieren ser españoles y por lo tanto, no deberían precisamente, estar en nuestro parlamento, pero claro, si el vicepresi es un antisistema, ¿qué se puede esperar del resto de la troupe?

Menos mal que nos queda Portugal…y el resto de Europa que ahora mismo, junto con S.M. el Rey y el Tribunal Supremo, son los únicos garantes que nos quedan de que estos al final, no se van a salir con la suya, más nos vale. La mentira es una máscara que siempre cae al final. Volveremos a ser libres.

Paco Álvarez | Escritor

Por Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *