Debacle económica mayo: 1,5 millones de autónomos en “cese de actividad”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Gobierno ha elevado la cifra de parados registrados ya hasta los 3,8 millones de personas. Pero el volumen de paro real no dejará de subir en un horizonte muy cercano. Más de cuatro millones de personas se encuentran en estos momentos adscritos a un ERTE y 1,2 millones de autónomos, además, han solicitado la ayuda por cese de actividad ante la incapacidad de seguir trabajando.

Por si ello fuera poco, fuentes de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) señalan que el mes de mayo terminará con casi 1,5 millones de autónomos en esa situación: en la de imposibilidad de mantener su actividad y declarar el cese de actividad.

Desde el Gobierno insisten en que la situación está bajo control y que el «escudo social» garantiza las prestaciones y bienestar a todo el mundo. Pero nada más lejano a la realidad. Los distintos colectivos en situación de paro real (datos oficiales de paro registrado, ERTE y autónomos en cese) sumarán en breve nueve millones de personas. Toda una montaña de golpeados por la crisis en un momento en el que el Ejecutivo, diga lo que diga, no sabe cómo va a financiar las prestaciones sin recurrir a un rescate de Europa.

La cifras de desempleo oficial y de destrucción de empleo son de una dureza brutal y muestran, por ahora, sólo el inicio del impacto de la crisis del coronavirus.

El mayor repunte de un mes de abril

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (SEPES, antiguo Inem), se ha disparado en sólo un mes en 282.891 desempleados (un 8% más), su mayor repunte en un mes de abril de toda la serie histórica, según las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

Pero, además, «si se analiza el efecto de la pandemia de coronavirus en los dos meses (la evolución desde el 12 de marzo hasta final de abril), se observa un saldo negativo de 947.896 afiliados», tal y como admiten ya desde el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social al hacer balance de la crisis del coronavirus.

Traducido: en lo que va de crisis del coronavirus se han destruido casi un millón de empleos, un fuerte desplome sin precedentes en tan breve lapso de tiempo.

No hay que olvidar que las cifras de destrucción de empleo y de paro del Gobierno excluyen, por ejemplo, a aquellos parados autónomos que han pasado a cobrar una prestación por cese de actividad. Muchos de ellos ya han avisado de que, en la ‘nueva normalidad’ de la que habla el presidente Pedro Sánchez, tendrán que dar de baja sus negocios de forma definitiva.
Y ahí se encuentran los autónomos. Se trata de un colectivo que, antes de llegar la crisis del coronavirus, agrupaba a más de tres millones de personas trabajando y generando PIB.

En breve, y según los datos que maneja ATA, prácticamente la mitad de los autónomos estarán en cese de actividad

La situación dramática es fácil de evidenciar con unos cálculos. Tomando las propias cifras oficiales, el mercado laboral ha destruido casi 19.000 empleos -concretamente 18.958- de media al día desde el 12 de marzo (dos días antes de que el Gobierno declarara el estado de alarma) y finales de abril.

Esto significa que cada hora, el mercado laboral ha destruido casi 800 puestos de trabajo menos -789- o que cada minuto, 13 personas han perdido su empleo, lo que muestra la gravedad de una crisis que no tiene precedentes, según avisan los servicios de estudios, los empresarios y los organismos internacionales.

(Carlos Cuesta. OK Diario